martes, 28 de septiembre de 2010

Iniciacion Marcaje Zonal

1 - Concepto de marcaje. Tipos.

El marcaje es el principio defensivo mediante el cual el jugador o equipo que no posee el balón, reduce distancias frente al jugador o equipo adversario con el fin de que no puedan jugar el balón e intentar arrebatárselo.
El marcaje puede ser de tipo individual, dividido a su vez en marcaje al hombre, zona y mixto, o de tipo colectivo formado por el marcaje combinado, zonal y mixto.
El marcaje en zona es aquel en el que el defensor marca al adversario que entra en su zona de trabajo pero sin abandonar ésta, aunque el atacante se marche incluso en jugada.

2 - Importancia del marcaje zonal en la iniciación al fútbol

Si nos detenemos a observar un partido de fútbol jugado de manera informal por niños de 6 a 8 años, bien en la calle o en el patio del colegio, nos daremos cuenta de una serie de detalles significativos tanto en el juego defensivo como ofensivo, resaltando por encima de todos la prioridad absoluta por la posesión del balón.

Características del juego defensivo.

* Gran cantidad de jugadores persiguiendo al poseedor del balón.
* No se preocupan de los jugadores que no tengan la pelota.
* Orientan su posición en el terreno de juego en función del lugar en el que se encuentre el balón.
* Reaccionan cuando tienen cerca el balón, mediante entradas descontroladas.
* No temporizan.
* No se preocupan de defender la portería.
* El objetivo prioritario es recuperar el balón.

Características del juego ofensivo.

* Juego desordenado e individualista.

El poseedor del balón:
o No ataca, sólo trata de conservar la posesión.
o Huye de todos corriendo en cualquier dirección.
o No busca apoyos ni pases.
o Realiza mucha conducción y regate.
o Tira en situaciones muy forzadas.

El compañero:
o Mira siempre al balón.
o Sigue al poseedor del balón.
o Siempre pide la pelota.
o Se coloca cerca del poseedor para recibir el balón, generalmente estático.

3 - Ventajas del Marcaje Zonal

Centrándonos en el juego defensivo, creo que el tipo de marcaje que mejor se adapta a las características naturales de los chavales es el zonal, debido a que:

* 1. Permite una ocupación más racional del terreno de juego.
* 2. Evita los espacios libres al adversario.
* 3. Reduce el gasto físico innecesario.
* 4. Aumenta las posibilidades ofensivas de cualquier jugador.
* 5. Lo más importante es el balón, defendiendo o atacando.

El marcaje zonal exige una gran colaboración por parte de todos los jugadores, fomentando la interacción de todos sus elementos. Nadie queda excluido.

Con este marcaje los niños aumentan sus posibilidades de juego, participando activamente tanto en defensa como en ataque. Este protagonismo ofensivo se veía reducido, especialmente unos años atrás, con el empleo de marcajes al hombre (sobre el mejor jugador rival) y la utilización de la figura del libre.

Los jugadores empleados para el marcaje al hombre eran niños con pocas posibilidades técnicas, que destacaban por su capacidad física y corpulencia. Su participación en el juego ofensivo se limitaba a dar pases cortos y fáciles a los compañeros más cercanos, o a despejar lo más lejos posible evitando situaciones comprometidas. Con el paso de los años, estos chicos progresaban muy poco en el apartado técnico y ofensivo, aportando peligro tan sólo en las jugadas a balón parado en ataque.

El marcaje al hombre suele producir aburrimiento en los chicos, ya que lo que a todos les gusta es jugar con el balón, por encima de perseguir adversarios por el campo y sin tocar la pelota.

En mi opinión, y para finalizar, es un error la utilización de este marcaje, especialmente en la iniciación al fútbol ya que va en contra de la naturaleza de los niños. Es más productivo para el juego de ataque la participación de todo el grupo, sin excluir a nadie tal y como ocurre con la marca individual, aparte del desorden que se produce cuando se recupera o se pierde el balón, aspecto éste que queda solucionado con el marcaje zonal, mucho más equilibrado.


ENTRENAMIENTO DEL MARCAJE ZONAL

1 - INTRODUCCIÓN

Desde el punto de vista defensivo, el tipo de marcaje a realizar por un equipo es más importante que el sistema de juego a emplear. Quiero decir con esto, que los sistemas de juego van a tener un desarrollo muy parecido si el tipo de marca colectiva es el mismo.

Por ejemplo, un sistema 1-4-4-2 con marcaje zonal va a ser muy similar en lo defensivo a un sistema 1 3 4 3, ya que en ambos casos, la referencia del balón orientará claramente la posición de los jugadores, donde los más cercanos a la pelota tratarán de recuperarla o retardar su progresión, mientras que los más alejados ofrecen coberturas evitando espacios libres con respecto a los que inician la presión.



2 - METODOLOGÍA

Para la enseñanza y aprendizaje de este trabajo, vamos a seguir la metodología propuesta por la Escuela Valenciana de Entrenadores de Fútbol, que consiste en aplicar los contenidos mediante movimientos, evoluciones y acciones conjuntas.

Los Movimientos son la 1ª fase del proceso, donde los jugadores desarrollan lo que se ha explicado desplazándose sin balón y sin la oposición de los adversarios.

Las Evoluciones son la 2ª fase, en la que se trabaja con balón pero sin contrarios.

Las Acciones Conjuntas son la 3ª fase, donde una vez asimiladas las enseñanzas de las etapas anteriores se practica el juego lo más real posible, con el balón y la oposición de los rivales, combinando las variables técnicas, tácticas, reglas, espacios, tiempo y aspectos comunicativos, en función del objetivo marcado por el entrenador.

En mi opinión, lo 1º que ha de tener claro el jugador es el puesto o la posición que va a ocupar en el terreno de juego a partir de la cual, realizará las acciones defensivas u ofensivas pertinentes, es decir, de qué juega y qué tiene que hacer.



3 - LA DEFENSA . ASPECTOS GENERALES

* Lo más importante es el balón. Nunca hay que perderlo de vista.
* Siempre presiona el defensor más próximo a la pelota.
* Los más alejados basculan hacia el lugar donde se encuentra el balón, ofreciendo coberturas y permutas en caso de ser desbordado el jugador más próximo al balón.
* Nunca miran hacia atrás. Siempre hay algún compañero que cubre su espalda.
* Si el poseedor del balón no está presionado, la defensa debe replegar rápidamente para evitar los espacios libres cercanos a su área.
* No se pretende dejar en fuera de juego al adversario de manera sistemática, tan sólo pretende aprovechar las ventajas de esta regla.

EJERCICIO PRÁCTICO

* Movimientos. ( Sin balón y sin adversarios )
Los ejercicios que a continuación se detallan, son aplicables a jugadores de cualquier edad. Cuanto más jóvenes sean, más referencias espaciales habremos de darles para que entiendan su función en el terreno de juego. A mayor edad, más en cuenta deberemos tener sus experiencias previas al concepto que estamos trabajando.
Dos líneas de 4 conos, una frente a la otra y separadas 5 metros. Cada cono (separado 3 metros del siguiente) de una de las líneas, está ocupado por un defensor, que a la voz del entrenador avanzará su posición hasta el cono más próximo de la otra línea, mientras que los compañeros basculan hacia el cono que dejó libre el jugador que salió a presionar. Para avanzar hasta la nueva posición, ( en la basculación ) se debe insistir a los jugadores en que corran de frente y no lateralmente, como ocurre en Balonmano.
La idea fundamental consiste en que en todo momento debe haber un jugador por delante de la línea, presionando, EL MÁS CERCANO, y tres por detrás ofreciendo coberturas, LOS MÁS ALEJADOS.

* Evoluciones. ( Con balón y sin adversarios )
En este caso los jugadores ya no tienen la referencia de los conos. Se sitúan los 4 en línea y frente a ellos está el entrenador con un balón. El técnico irá desplazándose con el balón en los pies, en paralelo a los defensas, para que el más cercano salga a presionarle, basculando el resto del grupo hacia la zona del balón.
Se recuerda al grupo que la carrera ha de ser frontal y no lateral y que sólo presiona uno, el más cercano, el resto bascula.
Este ejercicio es aplicable para una defensa de 3, 4 ó 5 jugadores, aunque en este caso va dirigido a la de 4.

* Acciones conjuntas. ( Con balón y con adversarios )
En esta fase el juego es real, puesto que los 4 defensores han de evitar encajar el gol que el equipo rival pretende conseguir.
Los atacantes juegan en superioridad numérica frente a los defensas, 7 contra 4, para que éstos últimos tengan más dificultades en coordinar sus acciones.
Los puntos a tener en cuenta son :
o Ante superioridad numérica atacante en la banda, dos contra uno, el defensa siempre ha de temporizar, focalizando su atención sobre el adversario más próximo a la raya, en espera de recibir ayuda de su defensa central. En ningún caso debe realizar entrada.
o Si el contrario tiene controlado el balón de espaldas a nuestra portería, tampoco es aconsejable la entrada, puesto que podemos cometer falta o ser desbordados. Hay que temporizar, para forzarle a jugar la pelota hacia su campo o a intentar la acción individual de cara al defensa, con todas las ventajas para éste.
o Posicionarse de forma correcta, es decir, ni muy juntos por el peligro que supondría el espacio que se deja libre en las bandas, ni muy separados debido a las pocas posibilidades de ayudas que esta situación presenta, especialmente por el centro.



4. EL CENTRO DEL CAMPO . GENERALIDADES.

Además de la importancia del balón como referente de la posición en el terreno de juego, de la presión por parte del más cercano y de la basculación de los más alejados, los centrocampistas han de jugar escalonados y muy cerca de los defensas, con el fin de evitar los espacios libres entre líneas, consiguiendo así recuperar la pelota con mayor facilidad.

Una de las situaciones defensivas que más le cuesta entender al jugador es el repliegue, cuando ha sido desbordado por el balón. Esta es una cuestión importantísima y que, en mi opinión, debe ser entrenada. El centrocampista que ha sido rebasado debe retrasar su posición con rapidez, para evitar el pase atrás del equipo contrario si éste no consigue progresar, propiciando de esta manera contraataques muy peligrosos favorables para nuestro equipo.

Quiero recordar, que los aspectos generales de los defensas y centrocampistas a los que me refiero, son los básicos a tener en cuenta a la hora de iniciar el entrenamiento del marcaje en zona, siempre desde mi punto de vista, abierto a posibles divergencias.

EJERCICIO PRÁCTICO

* Movimientos y evoluciones.
Se sitúan a 1 portero, 4 defensas y 2 centrocampistas centrales con las siguientes funciones :
Los 4 defensas desarrollan sus cometidos defensivos explicados en puntos anteriores. Los 2 medios deben presionar escalonadamente en la zona central, dejando las bandas para los laterales, y prestando mucha atención al pase atrás del adversario en esos lugares del campo, ya que de lo contrario se puede producir, casi con total seguridad, un cambio de orientación muy peligroso que acaba en gol en un 90% de las ocasiones.
* Acciones conjuntas.
Juegan defendiendo una portería el portero, los 4 defensas y los 2 medios, contra el ataque de 9 o más rivales.
Se efectúan 6 ataques, cambiando a los defensores después de cada serie.
Al finalizar cada ataque se repiten los errores, para entender la causa que los motivó y ponerles solución.
Este trabajo es aplicable a los puntas, defendiendo ambos por delante de la línea de 4 defensores.
Una vez entrenado y asimilado por líneas el concepto zonal, pasamos a desarrollarlo los 11 jugadores al mismo tiempo mediante juegos basados en movimientos, evoluciones y acciones conjuntas.



5 - MOVIMIENTOS Y EVOLUCIONES EN EL 1-4-4-2

EJEMPLO PRÁCTICO

* Juego de los 10 conos y los 9 balones :
En ¼ de campo se colocan 10 conos formando el dibujo del sistema 1-4-4-2.
Delante de cada línea, ( defensa, centro del campo y delantera ) hay situados 3 balones, 2 en las bandas y 1 en el centro.
A la voz del entrenador, los jugadores van a presionar el balón que se les indique, desarrollando cada uno la función que le corresponda, dependiendo de su posición en el terreno de juego con respecto al balón, es decir, que el jugador más cercano al balón señalado abandona su cono y se aproxima a la pelota, mientras que los demás basculan ocupando los conos libres, manteniendo la ocupación racional del terreno de juego.
Desarrollarlo a distintas velocidades, siempre de menos a más, hasta conseguir que sea muy real.
El paso siguiente sería quitar los conos como referencia espacial y repetir los movimientos anteriores, para finalmente, disputar un partido a campo completo frente a un rival, con el propósito de comprobar el grado de asimilación del trabajo y posibles modificaciones de futuro.

Sistemas Tactico-4-4-2



INTRODUCCION

El sistema de juego es ideal para desarrollar una buena fase de ataque; además de respetar los cinco principios de táctica ofensiva; garantiza mucho espacio sobre el frente ofensivo puesto que poseyendo una sola punta central, se pueden crear inserciones y recortes de parte de los mediocampistas y de los atacantes de ala; los espacios creados al lado del delantero-centro sirven para realizar diagonales y verticales, siempre considerando atentamente la importancia del tiempo de acción, toda maniobra de ataque se basa sobre la coordinación de movimiento de los tres atacantes, que como se apreciara mas adelante, multiplican las situaciones ofensivas.


CARACTERISTICAS DE LOS JUGADORES

El delantero-centro, siendo en "punta de lanza único", debe poseer una grande presencia física, puesto que deberá de sostener todo el peso del frente de ataque, muy habilidoso en el recibir balones de espalda a la portería rival, puesto que sirve de apoyo a las triangulaciones y servir de recorte para jugar por detrás de los defensores adversarios, cuando el dribbling de sus compañeros se realiza hacia el interior.
Los punteros deben de caracterizarse por la velocidad, el control y un sentido del gol; además de una optima habilidad en el 1:1; la velocidad viene explotada sobretodo cuando se ataca en velocidad las marcaciones centrales adversarias; o en situaciones de infiltración con el balón jugado al pie; el control es necesario cuando reciben el balón de un medio, internándose hacia el centro, el sentido del gol es utilizado para sacar provecho al espacio detrás de las líneas adversarias y presentarse en posición de remate dentro del área; por lo tanto los 3 atacantes resultan de fundamental importancia, y si se actúa en 4-3-3. Estable no se puede prescindir de ellos tres.
El mediocampista recuperador, que juega delante de sus defensores, es útil en la contracción del juego corto y el balón raso, y debe dar el ritmo adecuado al equipo y actuar como "creador de juego" de su equipo, es difícil que se proyecte en zona de definición, y es muy indispensable en fase de cobertura de su propia defensa.
Los interiores, actúan como medios que juegan a "todo terreno", la característica principal es ser muy versátiles, sea en fase de ataque como en zona defensiva.
En la fase de ataque, los delanteros deberán ser hábiles para internarse, sea por los espacios centrales, que en diagonal creada por los movimientos de las alas, y además poseer una mentalidad ofensiva permanente, capacidad de penetración, buen remate y pase, los cuatro defensas, siendo que el equipo esta obligado a defenderse con 7 jugadores, entre los 4 defensores y los 3 medios deberán demostrar ser eficaces en la marcación respecto a quien practica un 4-4-2; además, no es fácil un quinto hombre, escalado en la fase defensiva, aun arriesgándose a eventuales encuentros de 2:2 en el medio-campo.
Hay que tener una buena diagonal defensiva larga ; que significa que el primer defensor central, en la cobertura de sus compañeros (stopper), la diagonal central resulta mas corta en cuanto que el stopper, y el libero deben efectuar una marcación escalonada sobre las puntas adversarias.
En la fase de construcción, los 4 defensas tienen la facilidad de sus 3 mediocampistas, los cuales actúan como verdaderos puntos de referencia en la iniciación de las fases ofensivas, con relación al 4-4-2; este sistema, se sirve de 3 centrocampistas centrales en lugar de dos, sobretodo puesto que el "creador de juego", es el primer jugador que inicia la acción ofensiva.

LA PROYECCION Y MOVIMIENTO DE LOS 3 ATACANTES

Para realizar una buena acción de ataque es necesario considerar los factores reales de tiempo, espacio y modo :

* TIEMPO : saber sobre todo el momento apropiado para desmarcarse, por ejemplo; cuando el que lleva el balón levanta los ojos para mirar el panorama, sea antes de recibir el balón, que en su poseso, solamente cuando la mirada del que juega el balón, va en dirección del receptor, entonces se efectuara el movimiento de desmarque; el movimiento para liberarse de la marcación, con una finta, un amague, etc. Tiene que ser efectuado este movimiento en anticipación, al jugador que lo va a asistir, por ello es fundamental sincronizar los movimientos necesarios para engañar al defensa adversario, en relación al que lleva el balón.
* ESPACIO : Cuando se habla de espacios se debe de preguntarse: dónde desmarcarse?, será necesario buscar un "espacio vacío", como normalmente viene definida la zona del campo libre, con suficiente espacio para recibir el pase.
La disposición de ataque a 3; con una punta de lanza central, permite de tener espacios suficientes para lanzar los ataques.
* MODO : A través de penetraciones en diagonal, que en la acción de las alas se denominan "cortes", sean que son efectuados hacia el interno o hacia el externo, la infiltración en diagonal da al atacante la ventaja de usar su propio cuerpo de protección del balón; entre él y el defensor, que a su vez pierde su eficacia en el intento de anticipación.

Para tener una precisa sincronización en la desmarcación es posible ejercitarse, por ejemplo desplegando tres medios que se pasan el balón entre si, a espaldas de la portería adversaria, por lo tanto no pueden ver el movimiento de sus propios atacantes, cuando uno de los medios que tiene el balón se gira para efectuar el pase, el atacante deberá de sugerirle con un gesto donde enviar el pase, que puede ser a través de un movimiento de desmarcación en diagonal, para completar el objetivo del ejercicio, se eligen, tres espacios de campo en donde, tres defensas, cuando el que posee el balón busca su compañero, el defensa mas cercano sale de su espacio, solamente cuando el balón viene jugado, mientras que el atacante quedara en libertad de acción y elección; el objetivo principal es de que el atacante sea entrenado a desmarcarse, en el momento justo al lugar apropiado: las posibilidades de acción del atacante pueden ser :

1. Acercarse al que pasa el balón.
2. Cortar y recibir el pase.
3. Penetrar en velocidad.
4. Proyectarse en la acción ofensiva.

La primera dirección permite al ala de recibir, pero dando la espalda a la portería, no puede infiltrarse en profundidad, por lo tanto debe de apoyarse para internarse en ataque, la segunda dirección permite de sortear el stopper, si la maniobra de entrada es efectuada en velocidad, la tercera dirección es eficaz, en cuanto a que el corte viene efectuado a las espaldas del rival, por lo que le resultara difícil de recuperar la marcación, en la cuarta situación, se penetra a las espaldas del stopper, pero no en vertical a la portería, sino a un espacio vacío que se cebe crear; por lo que la jugada permitirá un centro hacia atrás, y no a la conclusión inmediata de la acción. Cuando el ala recibe el balón al pie, dado que se encuentra en un espacio libre, (no controlado de cerca), tiene dos posibilidades: el 1:1 o la triangulación.
Los movimientos de desmarcación del delantero-centro deben ser para salir de la zona del stopper, viniendo hacia el centro campo, para servir de apoyo al que lleva el balón, o avanzando por el centro hacia la portería, cuando el balón esta en posesión de las alas.
Explicado estos aspectos fundamentales relativos a los espacios y tiempos, efectuado previamente en explicaciones de pizarra, a continuación se proponen algunas combinaciones ofensivas, a partir de los 3 atacantes, para sucesivamente añadir mas jugadores; hasta obtener un desarrollo ofensivo optimo de juego de 11 contra 11.
La configuración de base es de 4-3-3; se puede notar que las triangulaciones que forman los jugadores gracias al escalonamiento que se crea naturalmente, se nota a través de la amplitud en el ataque los espacios libres a los lados del delantero-centro.

EL MOVIMIENTO DE LAS ALAS :

Las cuatro direcciones posibles de desmarcación :

* Corte y recepción.
* Profundidad.
* Maniobra de encuentro.
* Corte y entrada.

Estas cuatro acciones del ala, permiten de poder siempre ser en situación de recibir el balón, a condición de que el portador no se encierre, y que accione en el tiempo justo, para ejercitar a las alas se deberá de poner a estos jugadores controlando el balón dando espaldas al ataque, para así dificultar la información necesaria para pasar su balón; sincronizando su acción con los atacantes; a su vez el delantero-centro que recibe el balón, si gira sobre si mismo, se apoya en el ala, y prosigue la infiltración para ser en situación de definir en portería.
El 1:1 del ala, puede superar la marcación con un dribbling, sobre el defensa y desbordar hacia el exterior, para profundizar y centrar, o al interno para enfrentarse al stopper y buscar la jugada personal, para definir en remate.
La acción 1:1 debe de se dominada perfectamente por las alas, para otorgarle una mayor posibilidad de soluciones; el entrenador procurara de entrenar a las alas a la penetración con la marcación redoblada.

LA TRIANGULACION INTERNA :

Este es el mas moderno y eficaz movimiento de ataque, es una triangulación entre el ala y el delantero-centro que, se define con un pase hacia el interno, para obtener una doble ventaja: Desorientar el stopper. Entrar en situación de remate; Infiltrarse en diagonal.

CAMBIOS DE POSICIONES ENTRE LOS MEDIOS Y LAS ALAS :

Esta acción viene iniciada cuando el stopper sale jugando el balón en fase de ataque, y que su maniobra le permita de tener visión para jugar libremente a la punta o el medio, que salen simultáneamente en dirección diagonal cruzándose opuestamente, el stopper tiene la posibilidad de pasar en apertura directamente a la punta, o servir al delantero-centro, que sirve de apoyo, para luego recibir el balón y efectuar un corte; esta maniobra permite de sortear cuando se presenta una marcación individual.

LA PROYECCION DEL MEDIO :

Esta acción resulta eficaz cuando existe una distancia considerable entre el stopper y el ala, un simple movimiento a la punta, que permita de venir al encuentro del portador del balón, y que permite superar la línea de ataque, el delantero-centro a su vez puede ingresar en vertical hacia adentro para recibir el apoyo del ala, para atacar en 2 a la defensa.

CRUCE ENTRE LA PUNTA Y EL ALA :

Este movimiento es muy utilizado cuando se juega con 2 puntas centrales, para este caso fue adaptado el 4-3-3, la punta central, se gira hacia el segundo palo, mientras que el ala opuesta efectúa un corte y se filtra en profundidad de definir o de recibir el pase.

jueves, 23 de septiembre de 2010

30 frases de César Luis Menotti


“El fútbol es tan generoso que evitó que Bilardo se dedicara a la medicina.”

“El 90% de los jugadores actuales no sabe jugar al fútbol entendiendo por tal un juego colectivo.”

“El gol debe ser un pase a la red.”

“Higuaín está lleno de condiciones, pero la obligación no le deja progresar.”

“La AFA es Grondona, Gaby, Fofó y Miliki.”

“La táctica es programática. Por lo tanto, todo lo que sea programático en el mundo de la acción, donde aparece lo inesperado, no tiene mucho sentido. Vos elaborás una táctica para tu día, pero te aparece algo imprevisto y a la mierda la táctica.”

“Antonio Sastre fue el mejor jugador que vi en mi vida. Era capaz de actuar en todos los puestos de un equipo. Pero no de relleno o emergencia. La rompía en cualquier lugar de la cancha”.

“El doble cinco es una mentira. El supuesto equilibrio exige más jugadores de contención que creativos. La pelota se puede recuperar no por acumulación de efectivos sino desde la recuperación de espacios, como hacía la Holanda de Cruyff.”

“La mayoría de los goles que se convierten es por no achicar.”

“Messi tiene una ventaja muy grande: es brillante en los últimos 15 metros, y eso es único. Para mí Messi es un gran jugador en los últimos 15 metros y un jugador lleno de errores cuando parte desde 50 metros lejos de la portería.”

“El arquero debe tener como base elasticidad, agilidad y coordinación neuromuscular. La combinación perfecta sería la de un arquero que tuviese lo mejor de Fillol y de Gatti.”

"Messi todavía no ha rendido… estamos esperando que nos gane un partido y el partido lo gana el equipo, no un futbolista."

“Nunca pueden estar los dos centrales en la misma línea. Donde haya dos jugadores ubicados lateralmente están atentando contra el funcionamiento del equipo.”

"Tu obligación no es ser campeón del mundo, tu obligación es saber cuál es la idea (de juego)."

“Se puede dejar de correr, o dejar de entrar en juego durante largos minutos; lo único que no se puede dejar de hacer es de pensar.”

“Cuando un jugador se da una aventura, una jugada individual, tiene que estar preparado para volver al ritmo del equipo cuando acaba esa aventura, acabe bien o mal, da igual. Eso le pasa también a Kaká. Kaká maneja sólo su ritmo y nunca vuelve al ritmo del equipo. Por eso nunca alcanzará a ponerse la corona que tuvieron los cuatro grandes."

“Los italianos no es que defiendan bien, es que defienden con muchos”
“Yo no me casaría con un homosexual, pero me dejaría operar del corazón por un homosexual."

“Para mí el Barça son Iniesta y diez más.”

“A veces he pensado que a Frank Rijkaard le pasó como a esas personas que cuando tienen dos trajes se visten bien, pero cuando ya tienen mucho dinero y tienen muchísimo donde elegir, se pierden. Quizás el exceso de jugadores confundió a Rijkaard. Antes estaban Deco, Ronaldinho, Xavi y poco más. Luego llegaron Henry, Iniesta, Bojan, Messi… Son muchos buenos.”

“Las mismas cosas que le pasaron a Maradona en estas eliminatorias (2010) les pasaron a otros con más tiempo de trabajo. En el ´85 contra Perú clasificamos tirando carteles a la cancha y Basile fue al repechaje y nos costó un huevo.”

“A mí me gusta mucho Klose, el alemán, que juega, toca, cabecea… O Drogba, un tipo más duro. Pero depende del fútbol que quieras hacer. Si tenés a Palermo y nadie tira centros, jugarás con diez."

“A Gago lo llevaron en una cifra tan millonaria que a veces se espera que resuelva todos los problemas en dos jugadas.”

“Hay una confusión de los entrenadores denominados ‘trabajadores’. ¿Qué significa trabajar para un técnico? ¿Estar dos horas en la cancha con un silbato dirigiendo el entrenamiento? Pues no, para mí los jugadores trabajan mejor o peor, no más o menos. El exceso de repeticiones, como pasa en la música, hace que los futbolistas terminen por confundirse y no entender el entrenamiento. Me sorprenden esos técnicos que llenan cuadernos de notas durante los partidos. Pagaría millones por leerlos. ¿Qué anotarán? La hora del dentista de la hija, qué programa de televisión deben ver durante la semana…. ¿Qué sé yo? No lo entiendo, la verdad.”

"Messi tiene una ventaja muy grande: es brillante en los últimos 15 metros, y eso es único. Para mí Messi es un gran jugador en los últimos 15 metros y un jugador lleno de errores cuando parte desde 50 metros lejos de la portería."

“Cuando empecé en Rosario Central teníamos prohibido gritar un gol de penal, porque un gol de penal lo hace cualquiera.”

“El 98 por ciento de los periodistas no entiende de fútbol. Pero no tienen por qué entender. Basta con que se sientan público. Ni gente como nosotros que hace 40 años que trata de buscarle un razonamiento logra entenderlo. Acá lo que se rechaza es esa autoridad para decir: ´Si yo hubiese estado ahí, hubiera puesto a fulano´. Eso es una irrespetuosidad que no le corresponde al periodismo.”

“Yo tengo la suficiente autoridad ética y moral como para venir diciendo desde 1979 que el fútbol necesita una reestructuración, un debate más profundo y serio.”

“La falta de actitud en la selección argentina es una mentira. Ningún jugador entra a la cancha con una pandereta o pensando en si va comer pizza a la noche.”

“Si vos ponés un cronómetro, Argentina corrió mucho más que Brasil. ¿Y eso que tiene que ver? Hay que ser más serio. El equipo no gana porque juega como el culo. No jodamos.”

“Un entrenador genera una idea, luego tiene que convencer de que esa idea es la que lo va a acompañar a buscar la eficacia, después tiene que encontrar en el jugador el compromiso de que cuando venga la adversidad no traicionemos la idea. Son las tres premisas que tiene un entrenador. Napoleón no era un táctico, sino un estratega. Si tenía que cambiar, cambiaba. Eso vale para el fútbol también.”

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Ejercicio: Aplicación de la presión , remate a puerta


DESCRIPCION
•Se trata de un juego 4 contra 4 (añadiendo más adelante los porteros) con dos porterias grandes..
El tamaño del campo de juego depende de la edad y el nivel de los jugadores. Para 14 años, podría ser de 40x 20 metros. Los jugadores deben ser capaces de marcar desde cualquier punto del campo.
El equipo atacante debe intentar marcar tan rápido como sea posible.
El equipo defensor debe presionar e intentar recuperar la posesión.
El entrenador debe concentrarse en el equipo defensor, que debe presionar para evitar que el equipo atacante marque.

•VARIANTES : Aumentar o disminuir el tamaño del campo.
•Con o sin porteros.
•Variar el numero de jugadores.
•Limitar el numero de toques por jugador.
•Obligar a que la toquen todos los miembros del equipo antes de poder rematar.
•Limitar el numero de toques del equipo para que tengan que rematar antes del (por ejemplo) 6º toque.

PROGRESION
•Puede establecerse algun sistema de puntación para aumentar la competitividad y la motivación.
•Puede convertirse en un ejercicio para practicar los centros y el remate de cabeza, sitruando dos extremos, uno a cada lado del campo, sobre los que puedan apoyarse ambos equipos. y que se encargarará de hacer centros (en menos de 2 toques y sin poder ser presionados).

OBJETIVOS
Tanto el equipo defensor como el atacante trabajan diferentes aspectos activamente. Y requiere gran atención y concentración por parte de todos.

•EN DEFENSA : aplicar correctamente la presión para :
•recuperar el balón.
•provocar un pase defectuoso.
•temporizar el juego de forma que los compañero tengan tiempo de situarse.
•EN ATAQUE :potenciar el juego rápido y el remate a puerta..
•buscar el remate a puerta rápidamente, ya sea con fintas y regates o pasando a un compañero.
•realizar apoyos al poseedor del balón y buscar un situación en que poder rematar.

•PORTERO :
•mejorar las paradas blocaje, los desvíos y los despejes,
•pracitcar saques rápidos y precisos bien con la mano o con el pié, para buscar contraataque o ataque directo.

Ejercicio:amplitud ofensiva, mejora del juego de conjunto, mejora de las asculaciones en defensa, presión y superioridad numérica en defensa


ORGANIZACION
•Equipos : dos equipos de 6 sin porteros.
•Terreno de juego : medio campo de fútbol, si bien lo podemos ampliar un poco más con el fin de que hayan más espacios y sea más sencilla la circulación del balón.
•El terreno de juego está delimitado por cuatro conos o balizas que forman un amplio cuadrado. En los laterales del cuadrado dejamos unos pasillos de unos dos metros por donde se sitúan los jugadores denominados “pasadores”.
•Se realiza un ejercicio de posesión del balón en el cual para anotar un punto se debe de conectar con uno de los compañeros “pasadores” que se encuentran en los carriles correspondientes a cada uno de los equipos. Una vez que se logra conectar con uno de nuestros “pasadores”, el jugador que realiza esa función entra en el terreno donde se está llevando a cabo la posesión, siendo uno de sus compañeros el que lo releve en su misión.
•Si pasamos el balón a uno de los pasadores rivales, deben de volver a pasar el balón a nuestro equipo, aunque sólo se puntúan los pases y relevos realizados con los jugadores de un mismo equipo.
•1- En defensa se prohíbe robar el balón en los carriles.
•2- En el juego de ataque limitamos los toques de balón a tres dentro de la zona de posesión y a dos en los carriles de los “pasadores”.

AUMENTAR / DISMINUIR DIFICULTAD
•Podemos limitar el número de toques en ataque, para así ofrecer más dificultad y poder incidir en la importancia de los controles orientados, la movilidad,...
•Variar la relación de jugadores por equipo
•Utilizar jugadores "comodines" ofensivos
•Limitar u obligar el numero de toques

OBJETIVOS
•En Ataque :
•Mejorar la movilidad en el juego de ataque
•Mejora y precisión de los pases, mejora de los controles,apoyos, desmarcaje...
•Correcta orientación en ataque y comunicación.
•Mejora de las paredes.
•En Defensa :
•Correcta orientación defensiva.
•presión, marcaje...

PROGRESION
•Para favorecer los cambios de orientación, después de efectuar un punto en uno de los carriles, el siguiente debe de ser en el carril contrario. Siempre que previamente no se pierda la posesión del balón.
•Para favorecer la mejora de los controles orientados, se prohíben los controles de parada.

Ejercicio: transición defensa-ataque, mejora del juego de conjunto


DESCRIPCION
•Un ejercicio para mejorar la transición defensa / ataque, mejora del juego de conjunto, recuperación de la posesión ...

ORGANIZACION
•Dos equipos se enfrentan en un terreno dividido en tres zonas. La zona central solo puede ser ocupada por los comodines (2 a 3), mientras que las zonas de ataque (zonas de las porterías) se organizan con 4 a 5 defensas contra 3 o 4 atacantes.
•Los comodines ponen en juego el balón hacia una de las zonas de ataque, pudiendo intervenir en ellas creando superioridad numérica, salvo uno de los comodines que debe de quedar fijo en la zona central.
•Cuando un equipo defensor logra hacerse con el balón, debe de tratar de conectar con uno de los comodines para que cambien el juego a la zona de ataque contraria.
•En la zona central solo pueden entrar los comodines, y ninguno de los demás jugadores. Los atacantes cuando pierdan el balón, pueden presionar hasta la zona central para tratar de recuperar el balón.
•Los comodines al cambiar de zona de ataque, deben de combinar en la zona central obligatoriamente, no se permite el pase directo entre zonas de ataque.
•Se respetan las reglas de fuera de juego,...

PROGRESION
•Este ejercicio es completamente táctico, por tanto hay que tener en cuenta los aspectos a corregir en todos los aspectos, tanto ataque como defensa, dependiendo de las situaciones tácticas que sean adecuadas para nuestro sistema







martes, 21 de septiembre de 2010

Ejercicio de transición defensa-ataque, mejora del juego de conjunto


ORGANIZACION
•En un campo de juego se marcará una zona de 20 m x 40 m, la cual solo podrá utilizar (pasar por ella) un jugador de cada equipo por vez, y los puntos 1-2 y 3-4 forman una línea por la cual el balón no podrá atravesar excepto cuando el mismo ingresa al rectángulo. Con esto se procura que el jugador se vea en la obligación de buscar los laterales para proseguir el juego, todo se realiza permitiendo tan solo 2 ó 3 toques al balón; al mismo tiempo que dentro del rectángulo se genera un 1 contra 1 cuando ingresa el balón en ese sector.

•DESCRIPCION: Se trata de un ejercicio cuyo objetivo es practicar los cambios de orientación y el juego por las bandas. Paralelamente se trabaja el juego de conjunto en general y el remate y diferentes acciones técnicas.

VARIACIONES / PROGRESION
•Variar la "forma" de la zona prohibida
•Los jugadores que pueden utilizar las zonas 'prohibidas' son designados por el entrenador y no se cambian.
•puede designarse un 'pivote' que juega dentro de la zona y que va indistintamente con el equipo que tiene el balón
•Solamente pueden relevarse los jugadores de dentro de la zona al recibir un pase (el que la pasa ocupa la posición).
•Ningun jugador puede pasar por la zona (reduciendo la zona no utilizable)
•Cualquiera puede pasar por la zona, pero se limitar el nº de toques del balón en la zona marcada a 1 o 2 toques.

Ejercicio para mejorar de la resistencia araeróbica mediante juego reducido


DESCRIPCION
•Ejercicio físico mediante juego reducido de conservación de balón.

ORGANIZACION
•En un terreno de aproximadamente 40x40m se disponen 4 porterias, una en cada una de los lados .
•se enfrentan 2 equipos de 2-7 jugadores, con o sin pivotes (ver variaciones), con el objetivo de marcar en cualquiera de las 4 miniporterias.
•antes de poder marcar deben realizarse 5 pases consecutivos entre los compañeros.
•el gol en la minipoteria debe realizarse de un primer toque
•cuando la pelota sale del terreno, saca el primero que la recupera.

VARIACIONES / PROGRESION
•La cantidad de jugadores puede ser de 2x2 hasta 7x7, obviamente variando las dimensiones del terreno
•Si el Nº de jugadores es impar, se designa un jugador neutral que juega pivote, con el equipo que tiene la posesión.

OBJETIVOS
Tipo de trabajo : Físico principalmente, técnico y táctico secundariamente.
Objetivos : físico : Resistencia super-aeróbical. técnico : futbol reducido. táctico : coodinación ofensiva/defensiva.

Ejercicio para mejora de la tecnica de Remate, Centro y Despeje


ORGANIZACION
• El espacio ha de ser inferior a medio campo, hablamos de el doble del área aproximadamente, quitaremos también amplitud al terreno de juego para aumentar la frecuencia en los centros.
DESARROLLO
• 3 equipos de 6 jugadores, 2 equipos juegan mientras uno realiza apoyos exteriores.
• Los que juegan: 3 son defensas y 3 son atacantes, las posiciones no se cambian durante el partido, hay un centro del campo marcado por setas rojas el cual no puede ser sobrepasado ni para defender ni para atacar, solamente 1 jugador de cada equipo puedo sobrepasarlo para dar un apoyo a su defensa cuando están en posesión del balón. Se juega a 2/3 toques.
Los que apoyan: Apoyan tanto en defensa como en ataque, en defensa tienen 1 toque y en ataque 2, se buscarán centro aéreos preferentemente.

Ejercicios -Varios




30 frases de Mourinho


"Hay quien ríe después de una victoria, para mi no hay tiempo para festejar los éxitos".

"Aspiro a cambiar la filosofía futbolística, no existen entrenadores con las mismas ideas".

"Por favor, no me llaméis arrogante, soy campeón de Europa y creo que soy especial". "Wenger, Ferguson y Benítez nunca serán tan especiales como yo".

"Creo que Wenger es una de esas personas que en Inglaterra llaman voyeur. Le gusta mirar a otras personas, hay algunos tipos que cuando están en su casa, tienen un enorme telescopio para ver que están haciendo otras familias".

"No soy el mejor del mundo, pero creo que no hay nadie mejor que yo".

"Si hubiese querido un trabajo fácil, me habría quedado en el Oporto con una espléndida poltrona, la Champions, Dios, y después de él, yo".

"Mirad mi corte de pelo, estoy preparado para la guerra".

"Siempre he dicho que mis jugadores son los mejores del mundo: lo he he hecho cuando entrenaba a un equipo pequeño como el Oporto, cuando estaba en el Chelsea. Ahora los mejores del mundo son los futbolistas del Inter".

"¿Tres años sin ganar ninguna Premier? No creo que yo todavía tuviese trabajo" (a Rafa Benitez).

"Si queremos zanjarlo en este punto por mi perfecto. Ranieri habló una vez y fue feliz, después hablo por segunda vez y fue feliz, después una tercera vez y fue todavía feliz. Yo he hablado una sola vez y se ha enfadado. Si queremos zanjarlo en este punto por mi perfecto. Tres a uno para él, pero mi gol ha sido precioso".

"¿Habéis visto las ocasiones de gol que hemos tenido y nuestro dominio en campo? Podíamos haber ganado 5-1 conmigo de portero".

"No gano 9 millones, quizás 11, incluso 14 con la publicidad".

"El alcalde de Reggio Calabria me ha acusado de querer dar una moneda a un niño discapacitado. En realidad, le he dado un crucifijo que me regaló mi mujer y que he llevado en el bolsillo durante tres o cuatro años. Es un crucifijo que mi mujer había comprado en Fátima. Evidentemente, tengo mala suerte, incluso cuando hago un gesto afectuoso me critican".

"Kakà es muy bueno, Pato es muy bueno, Beckham es muy bueno, el Milan tiene seis puntos menos que nosotros. No se ha hablado todavía del Milan que terminará el año con cero títulos".

"He estudiado italiano cinco horas al día durante varios meses para asegurarme que podría comunicarme con los jugadores, la prensa y los aficionados. Ranieri ha estado cinco años en Inglaterra y todavía lucha para decir buenos días o buenas tardes".

"Mancini, tras perder en Manchester, ha pedido la dimisión, mientras yo he pedido una reunión para ganar".
"Tampoco Jesucristo era simpático para todos, así que imagínate yo".

"Lo que me gusta es ver a los jugadores y a los aficionados de la Juventus celebrar en su propio estadio un empate ante nosotros, incluso cuando están a 10 puntos del líder".

"Veremos el Udinese-Milan, tal y como hacemos habitualmente los viernes en la concentración y nos vemos un Rimini-Treviso de Serie B, lo que hacemos cuando no tenemos otra cosa que hacer".

"El Scudetto ha ido a parar al equipo más fuerte, es decir, nosotros".

"No quiero un jugador que sea un hombre perfecto, que sea un perfecto profesional, que tenga un carácter fantástico, ese es el tipo de hombre que quiero para mi hija".

"¿Si la Juve me preocupa? Mirad las ojeras que tengo, no duermo por las noches".

"Me han preguntado si he visto el partido de la Juve, y he dicho que lo he visto hasta el gol de Amauri y después lo hemos dejado de ver, ya que había calamares para cenar".

"Nosotros sólo tenemos el Inter Channel con 45 mil abonados. Mientras el Milan tiene tres canales de televisión y un periódico. También la Juve tiene su propio diario, Tuttosport. Se puede hablar de manipulación intelectual si comparáis los comentarios de estos medios en las jugadas polémicas".

"Me siento el Robin Hood del fútbol italiano y por esto me gusta estar en el Inter".

"Hay muchos clubes y entrenadores que han conquistado la Champions, incluso hay quien lo ha hecho dos veces. Pero existe un solo equipo y un único técnico que ganaban 3-0 y después han perdido la final".

"Yo no hago trabajo físico. Defiendo la globalización del trabajo. No sé dónde comienza lo físico y acaba lo psicológico y lo táctico"

"Hay quien dice que los jugadores más creativos deben estar liberados de tareas defensivas. Yo creo que quien dice eso no sabe nada de fútbol. Los once jugadores deben saber qué hacer en posesión del balón y qué hacer cuando el adversario tiene el balón"

"Mi equipo ideal es aquel en el que, en cualquier momento y en cualquier situación, todos los jugadores piensan de la misma manera."

"Algo que para mí es muy claro, es que para asumir el control del juego hace faltar tener el balón. Disfrutar de él. Mi idea táctica principal pasa por tener la pelota. Quiero una alta circulación de balón y, para que eso acontezca, los jugadores deben saber que, en determinada posición, está un compañero."

lunes, 20 de septiembre de 2010

30 frases de Marcelo Bielsa


"El técnico tiene que tener un aspecto único y no hacer sentir al futbolista como un igual."

“El arma suya como periodistas es la palabra escrita. Mi arma es la palabra hablada. Yo uso cincuenta frases para redondear una idea y después ustedes tienen que ponerla en una línea.”

"Me piden que haga conferencias más seguido. ¿Para qué? Para que me humillen y digan que hablo cuatro horas, y que las cosas que digo no le importan a nadie. Para que me humillen cuando publican que vienen treinta periodistas y que a medida que pasa el tiempo no va quedando nadie porque se cansan, se aburren y se van."

"Uno debe querer a quien conduce. Por eso hay que incluir al que no protagoniza y entender que los rebeldes no nos desafían, sino que simplemente están informándonos. Lo que no podemos permitir es que (los jugadores) dejen de luchar.”

"La relación éxito y fracaso ha sido fundamental en mi vida, pero el éxito y la felicidad no funcionan como sinónimos."

“Las operaciones y los cambios se hacen en la victoria, no en la derrota. La adversidad es el momento de observación de las cosas."

"Yo siempre les digo a los muchachos que el fútbol para nosotros es movimiento, desplazamiento. Que hay que estar siempre corriendo. A cualquier jugador, y en cualquier circunstancia, le encuentro un motivo para estar corriendo. En el fútbol no existe circunstancia alguna para que un jugador esté parado en la cancha.”

“Tras jugar cuatro o cinco partidos en la primera de Newell's me di cuenta de que no podía ser futbolista de nivel. Me propuse entonces ser un entrenador de nivel. Y para lograrlo comprendí que el primer paso era convertirme en un especialista de la educación física, porque esa es la especialidad que se ocupa del movimiento del cuerpo humano. Sabía que en ese aspecto radicaba todo el secreto del fútbol.”

“Yo quiero equipos ordenados, y no mecanizados, donde se respeten algunas posiciones y donde podamos desmarcarnos y luego volver rápidamente a marcar."

“Para mí el fútbol lo es todo. Pienso en fútbol, hablo en fútbol, leo fútbol y esa es una vida que no se puede vivir eternamente. Por eso me gustaría moderarla."

"Acá usted está jugando en Bayer Leverkusen. Y todo lo que usted hace es un desorden. De nada sirven las piernas a la altura de la cabeza... Si quiere jugar conmigo, debe hacer el trabajo que se le pide, no el que usted cree que hace falta. No hacen falta los héroes en el fútbol..." A Arturo Vidal.

“Si algo ha obstaculizado la comunicación con la gente, ha sido el negocio periodístico.”

"Pep, a los buenos jugadores los vemos vos, yo y la mayorí¬a de la gente. Pasa lo mismo con los jugadores malos. El mérito está en advertir y saber que el jugador normal va a ser bueno."

"No ganar y ganar no es lo mismo, pero ningún éxito inmuniza."

"Un entrenador no es mejor por sus resultados ni por su estilo, modelo o identidad. Lo que tiene valor es la hondura del proyecto, los argumentos que lo sostienen, el desarrollo de la idea.”

“La única manera que entiendo el fútbol es la de la presión constante, jugar en el campo rival y el dominio de la pelota."

“Yo no concibo el fútbol sin protagonismo. Tengo una atracción exagerada por la victoria. Y el protagonismo es el mejor camino para acercarse a ella.”

"Un buen entrenador debe acercar a sus jugadores a su máximo potencial, o descubrirlo. Esa es su principal función.”

“Soy partidario de un fútbol más urgente y menos paciente. Porque soy ansioso. Y también porque soy argentino.”

“Se escucha mucho la pregunta ganar o jugar bien. Creo que debería ser una afirmación: jugar bien para ganar, y no una interrogación entre dos opciones.”

"El modelo ajeno que más me gusta es el Ajax de Louis Van Gaal. Es decir, un equipo con flexibilidad para componer sus líneas de acuerdo a las exigencias del planteo del rival, en el momento de la recuperación. Además, a mí me interesa que el equipo tenga un proyecto propio e independiente en ofensiva."

"Nunca me dejé tentar por los elogios. Los elogios en el fútbol son de una hipocresía absoluta”.

“El fútbol se hace menos dramático cuando lo ejecutan los que saben."
"Soy muy respetuoso y un admirador de la gambeta. Es más: considero que dos gambetas juntas cambian el contenido de un partido, lo despeja, lo oxigena, lo hace más saludable".

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre".

“La oferta de la recepción debe ser vertical.” (a Tévez)

"Me siento más cómodo si el equipo que dirijo logra atacar más tiempo del que defiende."

"Prefiero que nadie me conozca a que me conozcan equivocadamente."

"Crear lo pueden hacer pocos, correr está al alcance de todos."

"Nadie estimula condiciones que no existen y nadie activa potenciales afectivos que el ser humano no tiene."

“Siento una alegría proporcional a la magnitud del evento. Pero no por no haber llorado estoy menos contento.”

Entrevistas-Alejandro Sabella


Alejandro habló sobre su relación con Daniel Passarella, de la mística Pincha y de su pasado como hábil futbolista.
1- Si en el brindis de año nuevo del 2009, alguien te hubiera dicho que en 12 meses estarías jugando la final del Mundial de clubes en Abu Dhabi, ¿qué le habrías contestado? Que tenía una gran imaginación. O unas copas de más encima.

2¿Qué imaginabas para el 2009 en ese momento? No tenía nada concreto. Como Daniel (por Passarella) había decidido entrar en la carrera para presidente de River, yo ya me había enfocado en dirigir solo. Y tenía claro que Estudiantes era una posibilidad, por mi pasado como jugador y también porque hace unos años, en 2004, cuando se fue Bilardo, me habían llamado. Tenía ganas de dirigir, sobre todo por mi vocación pedagógica, por la posibilidad de transmitir, más allá del tema económico. Siempre me gustó la idea de volcar las cosas que me enseñaron, sentirme útil desde ese punto de vista.

3 ¿A quién se le ocurrió que fueras el técnico de Estudiantes? No lo sé. A mí me llamó Juan Ramón Verón, que estaba reunido con los directivos. Me comentó lo hablado y me preguntó si podía acercarme a charlar con ellos. Creo que influyó la experiencia que sumaba como ayudante en equipos importantes del mundo, incluidas dos selecciones, y también mi trayectoria en el club, porque venían de un par de experiencia con técnicos que no estaban identificados con Estudiantes y tal vez querían cambiar.

4 ¿La Brujita y Bilardo influyeron? Bilardo había declarado la vez anterior, cuando se fue Sensini, por lo menos es lo que leí, que teníamos que agarrar Trobbiani y yo como dupla técnica. Y a Sebastián lo tuve 4 años en la Selección con Daniel, pero fue hace mucho tiempo, nos conocíamos de ahí.
5 Te habló Verón padre, cortaste, ¿qué fue lo primero que pensaste? Estaba en el auto, y tuve una doble sensación: por un lado, alegría; y por otro, una responsabilidad muy grande. Dudas de aceptar no tenía, aunque siempre aparece algún temor a que te vaya mal. Igual, era un gran desafío que debía correr. Y era el momento: a veces el tren pasa una sola vez. También pensé que si Estudiantes me llamaba, era porque me necesitaba. Y si te necesitan, tenés que responder. Así que le conté a mi señora y fui a la reunión.
6 ¿A Passarella no le preguntaste? Con Daniel había hablado unas semanas antes, y me dijo que si recibía un ofrecimiento lo aceptara sin dudar, que se iba a poner contento por mí.
7 ¿Qué pasó cuando Estudiantes te buscó en 2004? Se había ido Bilardo y me llamó el secretario, Arias Navarro, pero con Daniel teníamos medio arreglado ir al América, de hecho había dos valijas ya armadas en la puerta de mi casa esperando el llamado para salir a México. Agradecí y les contesté que tenía un compromiso.
8 ¿Trabajaste de pibe? Nunca. Mi papá era ingeniero agrónomo y mi mamá, maestra de escuela. Clase media, el primer auto fue jeep, después un Renault 4, a comer afuera no íbamos nunca, la ropa en general la hacía mi mamá comprando telas, así que si bien no trabajé, tampoco sobraba. Tengo un hermano mayor, Marcelo, que estudió agronomía y hoy trabaja en una fábrica de azulejos.
9 ¿Tu papá jugaba al fútbol? Sí, en los campeonatos internos de GEBA, de 10 o de 11, le pegaba con las dos piernas. Eso sí: no gambeteaba nunca y a mí me volvía loco, porque me encantaba tenerla y gambetear y entonces él me pedía que la largara. Jugó hasta muy viejito, largó hace 3 o 4 años. Cuando se retiró, dejó un mensaje titulado “Carta a los muchachos de los picados de los jueves”. A esa carta la llevo encima. Ahí les agradecía a quienes compartían los picados de GEBA con él por aguantarlo y tenerle paciencia, por cuidarlo, porque los de su edad habían ido muriendo y el resto eran muchachos más jóvenes.
10 ¿Dónde empezaste a jugar? En el barrio. Vivía en Vidt y Paraguay, en Barrio Norte. Vidt era una cortadita y en esa época había pocos autos, pasaba el tranvía, y por eso vivíamos en la calle jugando al fútbol, en el empedrado, con la pelota pulpo, la de goma. Jugábamos al cabeza o de vereda a vereda un picado cuando había más gente, o a embocar en mi balcón, porque yo vivía en planta baja. A los 4 o 5 años me hicieron socio de GEBA y desde los 7 empecé a jugar en los campeonatos internos.
11 ¿Ahí ya te destacabas? Me iba bien, siempre como 10. Nuestro equipo estuvo como cinco años sin perder un partido. Con mi familia íbamos sábado y domingo al club, era religioso. Y cuando terminábamos y nos bañábamos, como mi mamá se demoraba más tiempo en las duchas, con mi hermano y mi papá la esperábamos en el auto, y mientras tanto jugábamos. Mi viejo iluminaba el arco con las luces del auto, y ahí íbamos los tres: uno atajaba, otro tiraba centros y otro pateaba. Llegábamos a casa y nos teníamos que bañar de nuevo.
12 ¿A River cómo llegaste? El padre de un compañero mío de GEBA era muy amigo de un delegado de River. El delegado le hablaba al padre, el padre a mi amigo y mi amigo a mí: “Decile a Sabella que vaya a probarse a River”. A mí me daba vergüenza. Pero insistieron tanto que fui y me probé. Cuando me preguntaron la edad, por consejo de este padre, dije que era del 55, porque yo era chiquito de físico, aunque soy del 54.
13 ¿Cómo terminó? Anduve bien y tenía que ir a la prueba definitiva a fin de año. Si antes no quería saber nada, después de esa mentirita menos, hasta que un día mi compañero me dijo: “El miércoles te paso a buscar por tu casa y vamos a River”. Tenía pánico de decir la verdad, rogaba que no tocaran el timbre. Y lo tocaron. Le pregunté a mi viejo qué hacer. Fui, anduve bien y cuando el delegado me preguntó la edad y dije que era del 54, casi me mata. Igual me ficharon. Me probó Bruno Rodolfi, un histórico cinco de River.
14 ¿Como te iba con abogacía? Estudié casi dos años en la UBA, en Figueroa Alcorta. Me iba bien, pero tuve que dejar cuando empecé en Primera. En realidad, a mí me gustaba más la medicina, pero me metí en abogacía porque podía estudiar en casa, con medicina era más difícil porque tenía muchas prácticas.
15 ¿Quien te puso Pachorra? Marcelo Araujo en un Sudamericano juvenil de Chile, en 1974. Me puso el apodo porque me gustaba dormir la siesta. Me gusta, en realidad, aunque ahora se me complica porque tengo muchas cosas en la cabeza. Pero Pachorra era por la siesta, no porque no corriera en la cancha, ¡eh!
16 ¿Y quién te puso “mago”? Con River jugamos un amistoso en Misiones bajo un diluvio impresionante. Vino un centro, me tiré en palomita, la pelota me quedó atrás y le di de taco. En el vestuario creo que Perfumo empezó con lo de “mago“ y quedó.
17 ¿Los zurdos son más talentosos que los derechos? Es una pregunta para algún neurólogo. En el fútbol, como hay menos, quizás resaltan más. Tal vez sean más elegantes.
18 ¿Vos siempre fuiste zurdo? Con la mano fui siempre derecho, pero con el pie tengo mis dudas. No sé si lo soñé o fue verdad, y a mi viejo ya no le puedo preguntar porque falleció. Creo que yo era derecho y como jugaba de 10 y casi todos los 10 eran zurdos, empecé a patear de zurda todos los días y quedé zurdo. A mí me encantaba cómo jugaba Rojitas.
19 ¿Políticamente también sos zurdo? Me considero progresista. El último referente político con el que me sentí identificado fue Chacho Alvarez.
20 ¿Quién fue el mejor maestro de Inferiores que tuviste? Recuerdo a Mario Ditro, un ex marcador de punta. Me marcó porque lo tuve en Quinta División, que fue justo el año que exploté. Además me gustaba el trato que tenía con los jugadores.
21 ¿Quién fue el DT que más te marcó? No hay uno. De Labruna, destaco la confianza que le daba al jugador y el ojo para elegir. De Valdir Espinoza, en Gremio, me quedó una frase: “El fútbol es una lucha por los espacios, el que mejor y más rápido los ocupa, gana”. Rubens Minelli se enojaba cuando teníamos la pelota y no pateábamos al arco. Harry Haslan, entrenador del Sheffield, nos mató un día que ganábamos 4-0 el primer tiempo y en el segundo no hicimos nada, nos dijo que era una falta de respeto al público. De Bilardo, todo lo que significa la dedicación, el trabajo, el esfuerzo, la parte táctica. De Manera, al margen de lo que sabía, su aspecto humano. Un gran tipo.
22 Siempre tuviste un perfil bajo y te sentiste cómodo en el segundo plano del ayudante, ¿te costó asumir el rol de primera figura? Y... te cambia totalmente, tenés otra exposición: ante los jugadores, ante los directivos, ante el público y la prensa, todo el tiempo estás tomando decisiones inherentes a tu cargo, y con esas decisiones a veces perjudicás a alguien. No son cosas fáciles.
23 ¿Cómo te sentís en este nuevo rol? Bueno, diría que me ayudaron mucho los resultados, porque si arrancás ganando, todo se hace más fácil. De repente tomás decisiones erradas y nadie te dice nada porque el equipo gana. Después, con el tiempo te vas soltando. Igual, me gustaría aclarar que cada uno debe ser inteligente y ocupar el lugar que le corresponde, por eso como ayudante me ubicaba en un segundo plano, no porque nadie me lo impusiera.
24 ¿Te sentiste nervioso como ante un examen en tu primera charla con el plantel de Estudiantes? Hablé un domingo y jugábamos el jueves por la Copa. Llevé una camiseta de Estudiantes en la mano, porque quería inculcarles desde el primer día lo que yo sentía por el club y lo que significaba la Copa en la historia de Estudiantes. Quería hacerles ver que llegaba uno como ellos. Aposté a la mística de entrada. Y después sí, les di unos conceptos futbolísticos, qué pretendía del equipo en el tema táctico, pero sobre todo le apunté a lo mental, porque como en cualquier orden de la vida, la mente es el motor de todo. Si no está bien la mente, no puede estar bien el resto. Y sí, un poco nervioso estaba, sobre todo antes, a medida que hablaba me fui soltando.

ZURDO CRACK de medias bajas en el Pincha.
25 ¿Habías hablado delante de un plantel alguna vez en 15 años como ayudante? Tres veces. Una en la Copa América de Bolivia, porque la Selección jugaba un partido de Eliminatorias y un par en River en la última etapa, porque a Daniel lo habían internado.
26 En esa primera charla, ¿se te cruzó que podían ganar la Copa? Veía que había que mejorar en el torneo y sobrevivir en la Copa, donde teníamos uno ganado y dos perdidos. Si perdíamos uno más, quedábamos afuera, y si empatábamos, se complicaba, por lo que sólo podía pensar en el día a día y nada más. Cuando pasamos a Libertad en octavos, sí vi que podíamos soñar con llegar a la final.
27 ¿Qué pensaste cuando supiste que el rival de la final era Cruzeiro, tu sombra negra en River? En la fase de grupos les ganamos 4-0 y las conclusiones con el cuerpo técnico fueron dos: 1) Ojalá no tengamos que jugar nunca más con este equipo; 2) Estos llegan a la final. Nos pareció un equipazo, más allá del resultado, que había sido medio mentiroso. Le decía la marea azul, y pedía que no se cruzara con nosotros. Cuando nos tocó en la final, me acordé de que la única vez que había llegado a una final de Libertadores había sido en 1976 contra Cruzeiro y la había perdido.
28 ¿Después del 0-0 de la ida estaban muertos, no? Muertos, no; sí golpeados, y también fuertes. Influyó mucho la experiencia que el grupo vivió el año anterior en el Beira Río, cuando fueron a Porto Alegre y lo dieron vuelta al Inter en los 90 minutos. Eso les jugó en la cabeza, sin duda.
29 En el Mineirao les metieron el 1-0, el estadio se movía, hubo un par de ataques complicados, ¿pensaste que eran boleta? Eso es algo que siempre hablamos en el plantel: la mente, el equilibrio emocional son fundamentales. Mantener el equilibrio, que en general es lo primero que se pierde, es la clave, tanto si te va bien como si te va mal. No desorganizarse ante una adversidad ni hacerse amonestar. Casi siempre que expulsan por doble amarilla, la primera es una tontera absoluta. Entonces, esa falta de equilibrio ante un equipo brasileño, y encima bueno, es mortal. El equipo sintió el cimbronazo y por suerte empató rápido. Ese sí fue un golpe enorme para ellos.
30 ¿Qué fue lo que más te conmovió de todo lo que generó ganar la Copa? La gente, cuando llegamos acá: Ezeiza, la caravana y la plaza. Todo. Muchos autos que iban en sentido contrario y eran de otros equipos tocaban bocina y saludaban. Ese reconocimiento a un equipo que jugó bien al fútbol y que ganó una final en Brasil y dando vuelta el resultado, me emocionó.
31 ¿Podés explicar qué es la mística Pincha? Es difícil definir algo que se siente, se palpa, se respira. La mística es un pensamiento, son jugadores que vienen al comedor en ojotas a pedir agua para el mate, son los cuadros colgados en la concentración, los nombres de Zubeldía y Prátola en las placas que bautizan distintos lugares. En síntesis, es sentirse identificado con un club. En Monterrey, por ahí me cruzaba con Azconzabal, que jugaba en Tecos, o con Calderón, en Atlas, y esa mística flotaba en el aire. Una vez, contra San Lorenzo, Daniel me mandó a llamar a un suplente, Romeo estaba elongando y me miró, yo lo miré, jamás habíamos hablado entre nosotros, y sentí como una comunión en esa mirada, que había algo en común, algo que nos unía. Estudiantes es un club grande y chico a la vez, una mezcla de gigante y de familia difícil de explicar.
32 ¿En algún otro lado viste ese clima familiar? No, la verdad que no, y tiene mucho que ver con el country de City Bell, que es un lugar abierto. La mística es como el folclore, la tradición, ese mensaje que pasa de boca en boca; entonces, costumbres como el trabajo, la humildad, la seriedad y la solidaridad se van transmitiendo. Estudiantes fue uno de los primeros en esto: el doble turno, las concentraciones largas, entrenarse con lluvia, en el barro...
33 ¿Cómo encarás, a los 54 años, la diferencia generacional con jugadores jóvenes, en tu primera experiencia como DT? Acá tenés que ser inteligente y abierto, tenés que dar libertad y escuchar mucho, tenés que consensuar si es necesario, tenés que ser un jugador más sin serlo y tenés que dar ejemplos de vida. Con hechos, porque a las palabras se las lleva el viento. Y si te equivocás, por ejemplo, pedirles perdón a los jugadores: “Les pido disculpas, hoy hice mal los cambios, no los ayudé como debía”. Esas no son cosas comunes.
34 ¿Les contás situaciones que viviste como jugador? No, porque ahí sí juega la diferencia generacional. Por ahí contás una anécdota y el jugador dice: “¡Este qué me cuenta, si en su época era todo distinto!”.
35 ¿Nunca te generó un conflicto interno estar siempre a la sombra de Alonso en River? Para nada. Uno siempre quiere jugar pero también hay que tener grandeza y aceptar cuando un jugador es mejor que uno.
36 Cuando Alonso se fue a Francia vos tampoco lo aprovechaste, ¿qué pasó? Ese año vinieron Cocco y Beltrán, pero no es excusa, quizás no estuve a la altura, no di el piné.
37 ¿Qué recordás del Metro 75? La fiesta en cancha de River, contra Racing, cuando ya éramos campeones. Fue una cosa impresionante, el partido se suspendió en el entretiempo porque la gente desbordaba la pista de atletismo. El segundo tiempo no se jugó. River había salido campeón cuatro días antes con juveniles por la huelga, así que había una sensación dual en muchos de los que habían jugado todo el campeonato. Yo había estado en algunos partidos, pero también lo sentía: la gran alegría por ganar el campeonato después de 18 años y la frustración por no haber podido jugar el partido decisivo.
38 ¿Y la final de la Libertadores 76? Estuve en los tres partidos. El desempate en Chile lo perdíamos 2-0, lo levantamos casi al final y sobre la hora nos embocaron el 3-2. Cruzeiro era un gran equipo y nosotros llegamos con varios titulares afuera. La amargura fue muy grande. Igual, recién cobré real dimensión de la derrota al año siguiente, cuando Boca ganó la Copa. Ahí se agrandó la frustración.
39 Describí cómo hizo Bilardo para convencer a los ingleses con dos mil dólares y llevarte a Estudiantes. Carlos fue con poca plata y me pidió algo prestado, si no recuerdo mal. Se la peleamos y se la lloramos bastante. Habíamos jugado un sábado, me acuerdo, después fui a buscar a Carlos a la estación de tren, lo dejé en el hotel y el domingo a la mañana lo pasé a buscar y nos juntamos en Leeds con el manager y su asistente. Los tipos estaban apurados porque imaginate, ¡era domingo, que para ellos es sagrado y querían ir a pasear con sus mujeres! Yo hacía de traductor. Carlos llevó unos recortes de diarios sobre la crisis económica que había en la Argentina y que Estudiantes estaba haciendo un gran esfuerzo. Y los convenció.

NO TENIAN pelo en el pecho y ya eran amigos
40 Es increíble, pero si Bilardo no iba a buscarte ese día, quizás hoy no estarías en Estudiantes, ese fue el punto de partida en tu relación con el club. Y sí... suena lógico, es probable que así sea.
41 ¿Bilardo está bien del bocho o está medio pirucho? ¿Cómo puedo yo decir algo así? Escuchame: si tiene un cargo en la Selección mayor, ¿cómo va a estar mal del bocho?
42 ¿En el 78 los ingleses vinieron a llevarse a Maradona y como no les alcanzaba la plata te compraron a vos? Sé que quisieron a Zanabria, pero Mario estaba bien en Boca y no arregló. Entonces vino Rattín, que era elrepresentante del Sheffield en Sudamérica, y me ofreció el puesto. Era el Sheffield, un equipo de segunda división pero me interesaba, porque en River casi no entraba. Jugamos un River-Boca por la Copa y los ingleses me fueron a ver. Anduve bien, a tal punto que El Gráfico tituló: “Sabella no mereció perder”. Arreglamos ese día y me fui.
43 ¿Qué balance hacés de tu paso por el fútbol inglés? Me podría haber ido mejor. En Sheffield descendimos a tercera, pero me fue muy bien a nivel individual porque cuando se eligió al equipo del siglo, en el año 2000, a mí me pusieron. Es cierto que esas elecciones son discutibles, porque tiene más peso lo de los últimos años, pero significa que algo hice. Lo mismo me pasó en Estudiantes, cuando arman esos equipos ideales del siglo.
44 ¿Y en el Leeds? Ahí jugué en Primera, pero tuve un problema: el entrenador que me llevó duró cinco partidos, vino otro, y a este nuevo le gustaba el fútbol a un toque. Las prácticas eran todas a un toque, y eso a mí me mató, porque me encantaba tenerla. No lo critico, eh, sólo digo que iba contra mi estilo, así que mucho no jugué.
45 ¿Cuántos litros de cerveza tomabas en los terceros tiempos de Inglaterra? Cero, porque no me gustaba y, además, servían la cerveza natural, así que pedía gaseosa. El tercer tiempo se hacía en todos los estadios: un lugar preparado donde iban los jugadores de los dos equipos y las familias del local. Se tomaba muchísimo alcohol y nunca vi un problema entre rivales que por ahí se habían dado duro en el campo.
46 ¿Qué fue lo más curioso que te pasó en Sheffield? Descendimos a tercera y la gente entró para sacarnos en andas. Nos decían: “El año que viene ascendemos”. ¡Como en la Argentina! Lo contás y no te lo creen. No sé cómo será ahora pero eso fue increíble.
47 ¿Merecías haber ido a algún Mundial? Podría haber estado en el 86, Bilardo me conocía bien, pero estaban Maradona, Bochini, Tapia y Trobbiani, todos excelentes jugadores, ¿qué puedo decir?
48 Si Maradona te llama y te pide que le cuentes tu experiencia en un Mundial, ¿qué consejos le darías? Yo fui ayudante y no es lo mismo. En líneas generales le diría que hay que ser muy inteligente y manejar bien las cargas en el período que va entre la finalización de los torneos y el Mundial, y analizar con profundidad los casos de jugadores con alguna lesión y que puedan estar en duda. En ese mes del Mundial, el equipo debe encontrar su pico y todos los jugadores tienen que estar 10 puntos.
49 Casi 12 años después de Francia 98, ¿se equivocaron en algo? Seguramente, pero a primera vista no me salta ningún error grande.
50 ¿Tenés relación con Maradona? Poca. Nos enfrentamos en un River-Argentinos y también compartimos un par de entrenamientos con la Selección. La primera vez que practiqué con él fue un bajón. Me volví a mi casa totalmente deprimido, pensando que yo no sabía jugar al fútbol. Un tiempo después, cuando Diego les metió los goles a los ingleses y escuché a Valdano, me sentí identificado. Maradona había declarado que mientras eludía ingleses, miraba de reojo a Valdano para pasarle la pelota. Jorge después contó: “Encima de la jugada que se mandó tuvo tiempo para mirarme a mí”. Y yo sentí algo parecido: me veía practicar a mí y Diego era de otro planeta. La última vez que lo vi fue cuando vino al country a hablar con Sebastián. Me saludó y charlamos unos minutos.
51 ¿A quiénes ves para ganar el Mundial? Los favoritos son siempre los mismos, aunque España y Brasil están un escalón arriba, pero en el Mundial son partidos de 90 minutos y puede pasar cualquier cosa. Los africanos siempre están por explotar y son de temer, tranquilamente pueden hacerlo en esta Copa.
52 ¿Argentina puede hacer un buen papel viendo lo mal que juega? Sí, el jugador argentino tiene mucha experiencia, garra, gran categoría, no lo debemos olvidar. Y tampoco que hay muchos casos de equipos que no llegaron bien al Mundial y terminaron campeones: Argentina en el 86, Italia en 2006. Yo confío en la capacidad del cuerpo técnico de la Selección y en los jugadores.
53 ¿Tenemos tan buenos jugadores o nos creemos más de lo que somos? Tenemos muy buen material, es indudable, a la altura de las potencias. Hoy, España y Brasil están un escaloncito arriba pero después venimos ahí.
54 Pregunta repetida: ¿por qué Messi no rinde en la Selección como en Barcelona? Porque en el Barcelona juega de memoria, y en ese sistema se potencian unos con otros. A la Selección le falta funcionamiento porque se juntan tres días antes para jugar.
55 ¿Quiénes no pueden faltar en el Mundial? Esa pregunta no la voy a contestar. Una vez declaré que no me gustaba que otro técnico hablara de la Selección mientras estábamos nosotros y debo ser consecuente.
56 ¿Es tan importante el ayudante de campo en un cuerpo técnico? Te pregunto por todo el problema que hay con Maradona. De la Selección no te voy a hablar, sí doy un concepto general. Siempre tres cabezas piensan mejor que una, y seis ojos ven más que dos. Es obvio. Un equipo de trabajo es importante. Lo fundamental es el entrenador, con su personalidad, su inteligencia, su voz de mando, su toma de decisiones, pero son claves los ayudantes, profes y todo el equipo. La tarea del entrenador es compleja y resulta fundamental que tu equipo de trabajo te ayude a pensar, a buscar soluciones y a mejorar los entrenamientos.
57 ¿Qué hacías vos como ayudante? Miraba a los rivales y estaba muy atento en el partido por si Daniel me preguntaba algo. Por supuesto que si yo veía algo, me acercaba y se lo decía.
58 ¿Es muy distinto ser DT que ayudante? Absolutamente. El técnico está en el medio de todo, en el ojo de la tormenta.
59 Cuando te retiraste, ¿tu idea era ser técnico, ayudante o salir del fútbol? Iba a hacer el curso y ver qué pasaba. Con Daniel siempre fuimos amigos y me había comentado que quería contar conmigo. Apenas agarró River, en 1990, me invitó y al año siguiente empecé con la Reserva. Recién a partir del 94, en la Selección, ya fui su ayudante de campo. Y lo acompañé en Monterrey, Uruguay, Parma y River.
60 ¿Quién fue el jugador que más te sorprendió en la Reserva de River? Hubo muchos, pero si me apurás, elijo a Ortega y Gallardo. Ortega, porque es potrero puro, el espejo para que lo miren los pibes. Y Gallardo fue el que más me sorprendió, me daba alegría ir a entrenar. Era una enciclopedia del fútbol: tenía el fútbol en la cabeza, era dinámico y con técnica. Y encima me sentía muy identificado con su manera de jugar, me vi reflejado al instante en él porque tenía un estilo parecido al mío. Es lo que yo llamo un conector de equipo. Es algo parecido a lo que estoy leyendo en un libro español de fútbol, que dice algo similar sobre Xavi Hernández. Verón también es así pero más retrasado. Son jugadores que juntan el equipo de atrás para adelante, o de derecha para izquierda, jugadores envolventes, jugadores que tienen un desorden organizado, que te desorganizan a los contrarios, crean el caos en los contrarios y dentro de ese caos organizan a su equipo.
61 ¿Cómo empezó tu amistad con Passarella? Arrancamos juntos en River, debutamos ambos en el 74 y en la convivencia nos fuimos haciendo amigos, mantuvimos el contacto cuando estuvimos en distintos destinos y se afianzó ya en la época como técnicos.
62 Estar tantos años al lado de un tipo como Passarella, ¿no termina absorbiéndote la personalidad? No, Passarella era el entrenador y yo el ayudante y debía mantener un perfil bajo, estar en un segundo plano, y opinar cuando me lo pidiera. Nunca me sentí limitado.

Con la camiseta de Ferro en el final de su carrera.
63 ¿Nunca estuviste en desacuerdo con Passarella, no llegaste a discutir feo con él? A veces no coincidía, pero jamás discutimos. Y si en algún caso no estuve de acuerdo en la salida de un jugador del plantel... ehhhh... no me acuerdo (risas).
64 ¿Nunca pensaste en juntar a Passarella y Gallego, que dicen que no están peleados pero hace 8 años que no se hablan? En esas cosas no me meto. Con el Tolo yo mantuve contacto hasta que estuvimos en la Selección de Uruguay, después casi no volvimos a hablar.
65 “Verón es el verdadero técnico de Estudiantes”. ¿Verdadero o Falso? Verón es un crack, el jugador más preponderante en la historia del club, sin duda. Es un referente, tanto adentro como afuera. Y también es un gran profesional. Hay jugadores que son una ayuda para el técnico y cualquiera querría tenerlos. Verón es uno de ellos. Yo tuve a Gallardo en la Reserva de River y me aseguraba que el equipo iba a jugar bien 20 o 25 minutos por tiempo, que le iba a dar sustancia al equipo. A veces dicen: “El equipo no juega a nada”. Bueno, con esta clase de jugadores, sabés que el equipo va a jugar a algo. ¿En qué pueden perjudicar al técnico esta clase de jugadores? En que cuando no están, se hace difícil reemplazarlos.
66 ¿Te pide “Poné a este o sacá a este otro”? ¡No, para nada! Nosotros hablamos con todos los jugadores, no sólo con Verón, somos muy abiertos. Les preguntamos cómo están, cómo se sienten. Si bien el que toma las decisiones al final es el técnico, uno tiene que ser una especie de jugador.
67 Dentro de la cancha, tácticamente, ¿Verón maneja el equipo? Te englobo más la pregunta y te digo que el técnico se tiene que dar cuenta con qué esquema o sistema se sienten más cómodos los jugadores. Obviamente debe ser un sistema donde un jugador como Verón se sienta cómodo, porque se trata de eso también: darles comodidad a los jugadores para que exploten al máximo su potencial y más en un caso como el de Verón con sus quilates.
68 ¿Russo-Ponce-Sabella-Trobbiani o Pérez-Braña-Verón-Benítez? Son otras épocas, otro fútbol y no me corresponde opinar.
69 ¿A qué se dedican tus hijos? Tengo dos mujeres de mi primer matrimonio y una mujer y un varón del segundo. Van entre los 30 y los 13 años. Las dos más grandes trabajan en un estudio de abogados y contadores. María Alejandra, la más chica, baila con Iñaki Urlezaga, y ya estuvo en Italia, España, y bailó en el Teatro Coliseo. Y el más chico va al colegio secundario.
70 ¿Tu esposa es futbolera? Silvana es hincha de Estudiantes de nacimiento. Y muy futbolera. Fue maestra, directora de escuela y ahora es profesora de chicos con deficiencia de aprendizaje y tiene agenda completa hasta marzo.
71 Tu mujer habrá disfrutado en su doble condición de hincha y esposa. Sí, claro, a ella la conocí en La Plata. También es un arma de doble filo, ojo, lo pensé también. Eso y vivir en La Plata, donde estamos instalados hace varios años. Porque yo estaba muy tranquilo acá y no sabía cómo podía reaccionar la gente, el barrio, de acuerdo con los resultados. Por suerte nos fue bien.
72 ¿Tus hijos de qué equipo son? La más grande es de Vélez, no sé por qué, la segunda es de River y los dos más chicos de Estudiantes. Con el nene viajé en el micro descapotable desde Ezeiza a La Plata cuando ganamos la Libertadores, iba con una bandera, no lo podía creer.
73 ¿Mantuviste el contacto con el club, en todos estos años? En la última etapa mía en River, cuando jugábamos en el Monumental, mi familia venía a vernos, y justo coincidía con que Estudiantes era visitante, así que el fin desemana siguiente, iban a ver al Pincha. Y la final con Boca fue para alquilar balcones.
74 ¿Qué pasó? Yo no podía ir a la cancha de Vélez por cábala, porque no lo había visto en todo el torneo, así que llevé a mis dos hijos de Estudiantes, dejé el auto en el Carrefour, los acompañé caminando hasta la puerta del estadio y me volví con mi mujer por Juan B. Justo. Algunos me reconocían, me saludaban y me preguntaban por qué me volvía, yo les explicaba que era por cábala.
75 ¿Lo viste en un bar? No, te dije que fue para alquilar balcones. Escuchá: me tomé un taxi y fuimos al departamento que tenemos en Capital. Mi señora se puso a ver el partido y yo agarré una reposera y me recosté en el balcón. No miré nada, estaba nervioso, y sólo me enteraba por los gritos de Silvana. Terminó el partido, esperamos un rato y fui al pie de la autopista, en Salguero, para que pasaran los chicos con el auto. Vinieron, nos subimos a la autopista y salimos para La Plata. Ellos fueron al estadio y yo me quedé en casa, seguimos con la cábala a muerte (Nota de la redacción: no lo quiere decir, pero este detalle marca la forma de ser de Sabella. Perfil bajo, cero deseo de figuración).
76 ¿Qué aprendiste del fútbol brasileño: jugaste en Gremio y dirigieron al Corinthians? Como jugador fui con 30 años y pensé: “Por fin voy a entrenarme menos, voy a divertirme”. ¡Para qué! Fui al sur de Brasil, a territorio gaúcho. Llegué, fui a la revisación médica y había tres brasileños en camillas, con cicatrices de 20 centímetros, todos operados de cruzados. Nunca me entrené tanto en mi vida como ahí, doble turno todos los días. Antes del segundo partido, tenía que subir la escalera caracol de la concentración y lo hice casi de rodillas, usando las manos y los pies.
77 O sea que el “pepé pepé pepé” de los brasileños es un mito... Sin duda. Aparte son muy organizados. En el Corinthians cada jugador recibía una planilla con horarios, se usa mucho la computadora, la tecnología, los informes de rivales. Más al norte se va aflojando. Lo que sí es cierto es que no viven el fútbol con el fatalismo nuestro.
78 Te quedás sin plata y sin trabajo, ¿dirigís a Gimnasia? No. Esto es un trabajo y uno es un profesional, pero hay ciertos límites que no se pueden cruzar.
79 ¿Y a Boca? Tampoco.
80 Tu día más feliz en el fútbol. Te cuento momentos. El 2-1 contra Boca en la Bombonera, por el Metro 77, con un gol de Pedro González sobre la hora. Fue el partido clave para que el domingo siguiente diéramos la vuelta olímpica. El Estudiantes-Vélez con el gol del Tata Brown también casi sobre la hora, en 1983. A la otra fecha, Estudiantes fue campeón. Y por último, esta Copa. Venía el último avance y yo sólo miraba al árbitro, de reojo vi que Cellay rechazaba y el juez levantaba los brazos. Esa imagen la tengo congelada en mi mente.
81 El momento más triste. Hay tantos momentos tristes en el fútbol, muchos más que los alegres. No me acuerdo...
82 ¿Esperabas la bandera del plantel después de la muerte de tu papá? No, y fue uno de los momentos más felices que viví en una cancha, un momento incomparable. Mi papá falleció un sábado, el día anterior al partido con Gimnasia, yo me fui al velatorio, volví para hacer el entrenamiento del sábado, quedé concentrado, el domingo a la mañana fui al entierro y me vine para el partido. Antes de salir, los jugadores me hablaron. “Hoy todos estamos de luto”, me dijeron y salieron con la bandera de apoyo. Fue una sensación mixta: dentro de la tremenda tristeza, esa gran emoción.

JUGO en la Selección de Bilardo.
83 Los tres mejores jugadores del mundo hoy. Messi es el más desequilibrante, después hay varios buenos y pasa por los gustos.
84 ¿Quién es el mejor técnico argentino? El que más me gusta a mí es Bielsa. No lo conozco y jamás hablé con él, pero por lo que veo de sus equipos, por las horas que le dedica al trabajo y porque es una persona medida, respetuosa y responsable, me parece el mejor.
85 ¿El 10 está en vías de extinción? El 10 ha ido cambiando y buscando otras posiciones. El 10 clásico, el volante por izquierda, casi no existe. Sí está el enganche, aunque cada vez hay menos porque los equipos usan otros esquemas ya desde Inferiores, pero igual el 10, en el fútbol, que es el arte, la inteligencia, la calidad técnica y la clarividencia, nunca va a dejar de existir, deberá acomodarse a los nuevos sistemas.
86 ¿Cómo puede ser que el equipo de un 10 como Sabella juegue sin un 10 clásico? Tratamos de ocupar el lugar del enganche con los volantes externos que hacen diagonales. Acá hay algo claro: al 10 también lo perjudicó el doble cinco. En Inferiores ya se juega con doble 5, entonces si tenés un 10 y jugás contra un doble 5, ya hay dos marcas para anularlo y al 10 se le hace difícil desde chico: primero nacer y después subsistir.
87 ¿Tus jugadores saben de qué jugabas, alguno te pregunta algo? No preguntan mucho, imagino que algunos sabrán, pero no me gusta hablar de mi pasado, tiene que ver con el cambio generacional, no quiero que se confundan, por ahí les hablás y no les gusta.
88 ¿Qué cosas nuevas descubriste en vos desde que sos DT? Tuve que sacar todo lo que tenía adentro, que es lo que uno les pide siempre a los jugadores. Emplear el intelecto a full y exprimir la cabeza para ofrecerles a los jugadores entrenamientos de calidad.
89 ¿Cuánto duran tus charlas y en qué las basás? Entre 15 y 20 minutos, las doy en la concentración y le sumo unas palabras antes de salir al campo. Al principio recordamos la parte táctica y de pelota parada, que es lo que trabajamos los dos días anteriores, y al final refresco los conceptos del equilibrio emocional, la importancia de la mente, la solidaridad, el juego en equipo y cierro con algo motivacional.
90 ¿El entrenador debe saber más de grupos o más de fútbol? ¿En qué porcentajes? Todo es un conjunto, son tres patas. Como técnico, vos tenés que demostrar, y te lo digo con letras porque no tienen un orden de prioridad: a) que sabés de qué se trata; b) que le dedicás tiempo al trabajo y c) que sos confiable como ser humano. Cualquiera de esas tres patas que se resquebraja, ahí mismo se rompe la confianza del jugador. El técnico es una persona que debe infundir respeto. Y el respeto lo infundís si sos honesto, si sabés del tema y si trabajás. Estas tres patas son igual de importantes y van atadas de la mano, como las otras tres patas: jugadores, técnico y dirigentes.
91 Después de ser técnico y agarrarle el gustito, ¿ayudante, nunca más? Uno nunca sabe, no se le puede cerrar la puerta a nada.
92 ¿Sos consciente de que en apenas cuatro meses ganaste lo que a otros les llevó una vida y no lo consiguieron, como Labruna, Bilardo, Menotti o Passarella? No, la verdad es que no soy consciente.
93 ¿Te ponés nervioso en algún momento o siempre sos tranquilo como aparentás? No, no, yo me pongo nervioso, sobre todo en los partidos. Y protesto.
94 ¿Qué es lo que más te preocupa del Barcelona? (Realizada antes del Mundial; se pueden corroborar los resultados). Barcelona es un gran equipo, que mezcla la dinámica europea con la técnica del sudamericano, con jugadores importantísimos, que son la base de la mejor selección del mundo. Que 3 de ellos ocuparan los primeros 4 lugares en la elección del Balón de Oro, es algo nunca visto. El Barcelona maneja bien la pelota y se agrupa mucho para jugar, por eso cuando pierde el balón está siempre cerca para ir a recuperarlo.
95 ¿Cómo se marca a Messi? (ídem anterior). Es difícil, hablamos del jugador más desequilibrante del mundo. No hay que dejarlo pensar. Si estuviera él solo sería complicado, pero no tanto, ocurre que a veces los incendios aparecen por otro lado y tenés que ir a apagarlos y descuidás a Messi. Por lo tanto hay que estar concentrado, el equipo agrupado, lo más corto posible. A Messi hay que salirle rápido cuando engancha para adentro, que no le quede para la zurda, doblarle la marca ahí, porque puede entrar, disparar o meter un pase-gol también.
96 ¿Te quedaste con mucha bronca por cómo se les escapó la final? (Ahora sí, con el resultado puesto). Más que bronca, sentí amargura. Si uno mira los 120 minutos, el Barcelona fue un justo ganador, pero siempre se caracterizó por minimizar a su rival y nosotros, sobre todo en el primer tiempo, le cortamos los circuitos y su habitual superioridad abrumadora no acontenció. Hicimos un partido extraordinario y nos ganamos el respeto del mundo. No creo haber visto en los últimos 10 años un equipo de la categoría del Barcelona. Es como una marea que lleva la pelota y te va arrasando.
97 ¿No les faltó recambio? Jugamos la Copa Libertadores con un equipo y fuimos a disputar el Mundial, que es más importante, con menos poderío. No haber tenido un delantero para poner fue una frustración, pero así se dieron las cosas y no me gusta buscar excusas. El partido con Barcelona se podía ganar, se podía perder con dignidad o perder mal. Nosotros perdimos con dignidad. Aplaudimos al rival y nos quedamos hasta el final de la premiación porque somos buenos perdedores.
98 Se puede decir que, al final, la gran virtud de Passarella como técnico era elegir bien a sus ayudantes: el Tolo primero, vos después... Passarella tiene muchas virtudes, pasa que es discutido, pero después el tiempo pone las cosas en su lugar y le da la razón. En su momento se lo criticaba porque decían que había llamado a los ayudantes sólo porque eran sus amigos, viste...
99 Con Passarella presidente, ¿suben tus acciones como posible DT de River en el futuro? Ser presidente era un sueño que Daniel tenía y me puso muy contento que pudiera cumplirlo, pero tendrá una tarea muy ardua. Por lo demás, más allá de acompañarlo en ciertos momentos, no tuve ni un minuto en este tiempo para pensar en otra cosa que no fuera Estudiantes.
100 Si perdía ¿le ibas a hacer un lugarcito como ayudante de campo? No (risas), sabemos que Passarella es técnico y si en algún momento decide volver al campo de juego será como primer entrenador, seguramente.

Ejercicios -Varios





viernes, 17 de septiembre de 2010

Ejercicios -Varios




Entrevistas-Omar Asad


El técnico de Godoy Cruz repasa su infancia, su éfimero paso como jugador, su carrera como técnico, iniciada en la inferiores de Vélez, y la reciente pelea con Caruso Lombardi.
1 En 20 años, ¿cómo les contarías a tus nietos tu carrera en el fútbol? Que me pasó todo muy rápido y que también me sacaron todo muy rápido. Que me probé en 20 clubes, casi no hice Inferiores y con 23 años era campeón de América y del mundo, pero que sólo jugué cinco años en alta competencia, y que ese camino lindo se vio truncado brutalmente por una lesión, que me operé cuatro veces, dos de ligamentos cruzados y dos por un cartílago, que estuve cinco años intentando regresar bien y que al final no pude. Que volqué todo ese sentimiento por el fútbol en ser entrenador y quién sabe, quizás encuentre aquí mi camino.
2 ¿Qué sueños tenías de pibe? Yo era un chico con muchas carencias, hijo de padres separados, y no tenía mucho tiempo para soñar, ahí sólo se puede pensar en estudiar y ser alguien o tener un trabajo y juntar tu platita. Hasta los 16 años todo pasaba por sobrevivir; a partir de ahí empezaron a hablar de mí como jugador y entonces sí vi entre sueños mi futuro como futbolista.
3 ¿Cuál era tu apodo? Porqui, Búfalo o Falín, de Bufalín, porque era gordito y por mi aspecto similar a Funes, mi ídolo. Yo era hincha de River de pibe y me encantaba Funes.
4 ¿Qué significa Ciudad Evita? Lo mejor de mi infancia y mi adolescencia. Es la calle, la picardía, el atorrantaje, las peleas por una mina, las trifulcas en los partidos de un torneo relámpago, espalda con espalda con tu compañero para cubrirte y a defenderse de la que se venga. De esas viví mil. También tiene su historia linda, porque de una pelea así conocí a la Tana, que hoy es mi esposa.
5 ¿Cómo la conquistaste? Fuimos a un boliche en San Justo con la barra de amigos y un grupo nos vino a pedir ayuda porque le querían pegar al hermano más chico de la Tana. Fui y acosté de un derechazo al capanga de ellos. Jamás esperaban que el más pendejo de todos, que era yo, con 18 años, fuera y le pegara. Lo dejé tirado en la pista. La historia dice que le pegué a un mafioso de verdad, fui de atrevido y lo puse. Todo por defender a un pibe que ni conocía. Al otro día, la familia nos invitó a tomar mate, la vi en una reunión, y... ahí quedó rendida. Llevamos 20 años juntos. No me vas a decir que no es una historia de barrio.
6 ¿Cómo eran los torneo relámpago? Terribles, había una patada fuerte y tenías que saltar por el compañero, para que no te pasen por arriba. El jugador de potrero está siempre a la expectativa, por si se arma quilombo. ¿Sabés lo que es jugar por plata en La Matanza al fondo? Se juega los domingos, arranca a las 9 y termina a la tardecita. Pueden ser cinco partidos de 20 y 20 minutos cada tiempo. Y para morfar hay de todo: chorizo, vacío, cerveza, vino en damajuana, torta casera, algunos juegan medio tomados y el que está bien, aprovecha.
7 ¿Por cuánta plata jugaban? Ahí ponen todos: los que juegan y también gente de afuera. Y uno de cada equipo se queda clavado al lado de la cancha. Igual, hay mucha lealtad en eso, no es que uno se chorea la guita y se va corriendo. Se juntaban, qué sé yo, ponele 10 lucas de ahora por equipo. Yo no tenía un peso pero le pedía a un tío: “¿Me tirás dos gambas, que te las devuelvo mañana?”. Como ganábamos siempre, le cumplía, me gané su confianza, y sin poner un peso me hacía 200 o 500 mangos en un domingo.
8 ¿Volvés cada tanto? Yo salí campeón de América con Vélez y a los dos días fui a ver a mis amigos a un torneo, se armó una batahola tremenda, quedé en el medio y le pegué un tortazo a uno. Casi me cuesta la separación, y decí que no se enteró Bianchi, porque si no me limpiaba. Hoy voy a visitar a mis viejos, que siguen viviendo en Ciudad Evita.
9 ¿Tus viejos se separaron y vos te fuiste con tu papá, no? Así es, se separaron cuando yo tenía 4 años y como mi mamá no tenía nada, se fue a la casa de sus padres; y nosotros, los tres hermanos, nos quedamos con mi viejo. Mi hermana ya era madre soltera a los 15 años. Mi viejo tenía que matarse laburando para que pudiéramos comer.
10 ¿De qué trabajaba? En Austral, como supervisor y maletero. Siempre fue un luchador que defendía a los empleados. Con un delegado, mi papá le paró el aeropuerto de Ezeiza a Isabel Perón en el 74 o 75. Dos días sin que trabajara nadie. Buscalo en los libros. José Asad, un luchador, un ejemplo, tenía una fuerza y un empuje tremendo, ahora está jubilado.
11 ¿Vos laburaste? En Coca Cola, en el comedor, les daba la comida a los empleados y les tenía que marcar el ticket, pero a veces pasaban y no les marcaba nada para hacerles un favor. Me hice muchos amigos.
12 ¿Sufriste muchas privaciones en tu infancia? No siempre comía dos veces al día, entonces había que tirar con mate cocido y pan. Tampoco tenía cumpleaños, sólo una torta y de vez en cuando. En el colegio me faltaba el apoyo diario de casa, la contención, para mí era todo calle, calle, calle.
13 ¿Nunca te tentaste con la droga o la delincuencia? Eramos una barra de 15 chicos en el barrio, y algunos eligieron el camino equivocado de la droga y los fuimos separando. A mí nunca me llamó la atención, jamás fumé ni un cigarrillo común. Cuando todos tomaban cerveza, yo tomaba Coca Cola. Estoy muy contento de los amigos que elegí, porque uno a los amigos los elige, eh, y mantengo una relación fuerte con ellos. Los que se abrieron, hoy están muertos o en la cárcel.
14 Si en tu casa no había comida, ¡a alguien se la afanabas! No, no, es que yo engordé en Coca Coca: entré con 78 kilos y salí con 96 dos años después. La gaseosa me hinchaba, aunque siempre tuve una contextura física grande.
15 ¿Siempre fuiste delantero? Nuestro equipo se llamaba Las Estrellas, y tenía bien puesto el nombre, porque éramos un equipazo, se hizo vox pópuli y venían de todos lados a tratar de ganarnos. Al principio hacíamos dupla defensiva con Fabián, mi hermano. Yo salía a cortar y se los entregaba mansitos; él barría con calidad en el fondo. Fabián jugó en Huracán hasta la Tercera, después fue a Almirante Brown pero se rompió la rodilla y no quiso saber más nada.
16 ¿Cómo llegaste a ser nueve? Un día estaba engripado, fui a ver, pero echaron a uno y el técnico me pidió que entrara. Le dije que me sentía mal. “No importa, parate arriba y molestá al defensor”. Jugué con pantalón de gimnasia largo y en el primer partido metí dos goles, al siguiente uno más, en la semifinal otro y en la final dos más y fuimos campeones. Encima, goles de jerarquía: uno fue dejando pasar la pelota y yéndola a buscar por el otro lado del arquero. ¡Imaginate la gente del barrio! No dejé nunca más el puesto.
17 ¿Te sorprendió que anduvieras tan bien? En los picaditos de barrio jugaba arriba y el técnico me parece que vio los picaditos. Acá hay que darles mucho mérito a los técnicos, el Muerto Gustavo Fernández y el Patón Carlos De Marco.
18 Si ese día no echaban al delantero... Y... quizás no hubiera sido nada en el fútbol, porque a partir de ahí empecé a crecer y crecer. ¿Quién lo puede saber?
19 De pibe te dejaban afuera de los picados por gordito. Verdadero o Falso. Verdadero. Por gordito y porque era el más pendejo del grupo, pero a partir de los 15 años ya fue distinto. Yo me enojaba y me quedaba tirando piedritas. También era medio bruto para saltar: dos veces me corté con alambre de púa, todavía tengo las cicatrices.
20 ¿Recordás en cuántos equipos te probaste antes de entrar en la Cuarta de Vélez? ¿Tenés para anotar? San Telmo, Defensores de Belgrano, Huracán, Argentinos, Platense, River, Chicago, Laferrere, Almirante Brown, Flandria, Tigre, San Lorenzo, ehhh... Deportivo Lugano, Deportivo Paraguayo, Riestra, Deportivo Merlo, Barracas Central y Vélez, donde me rebotaron unos años antes de que me aceptaran. En algunos me bochaban, en otros quedaba pero no me daban viático, y en otros llegué a jugar, como en Tigre y en Riestra, donde participé en el campeonato de la C con un documento trucho, porque llegué en la mitad del torneo.
21 ¿En River, qué pasó? Me probaron tres miércoles seguidos y Pando me dijo que no me alcanzaba, que el Cuqui Silvani, también de la categoría 71, era más.
22 ¿Y en Tigre? Estuve 4 meses, me entrenaba con la Primera y un día me llama el presidente, Daniel Gutiérrez, para firmar el contrato. Me ofrecían cero de suelo, cero de viático, cero de todo, “para desempeñarse en el plantel profesional de Primera y de Reserva del Club Atlético Tigre”. Pedí un minuto y llamé por teléfono desde otra oficinita a mi primo Julio Asad, el ex jugador, que me ayudaba en todo. “Cortá y andate corriendo, te espero en Beiró y General Paz”. Colgué y me tomé el primer 60 que pasaba, el tipo me debe estar esperando todavía. Pero son bichos, eh, aprovecharon y me llamaron para que fuera solo. Ese Gutiérrez terminó detenido por estafador.
23 ¿Cómo llegaste a Vélez? De Tigre me fui medio resignado, ya eran casi 20 equipos y 20 fracasos. Una mañana pasé por el puesto de diarios de mi amigo Quique y leí que Vélez probaba por última semana a las categorías 71 a 74. Fui solito, vestido de jugador, con mis botines, pelo largo. Me pusieron en el segundo partido y la rompí. El técnico era Iervasi y el coordinador, Bentrón. “¿Siempre fuiste grandote? –me preguntaron- ¿cuánto pesás?”. Le contesté que 98. “Bajá seis kilos y volvé en dos meses que vamos a seguir probándote”.
24 ¿Fuiste a ver a un mago? Me maté entrenándome. Iba corriendo desde mi casa a la Ricchieri, donde está El Mangrullo, hacía flexiones, abdominales, elongaba, metía piques, y me volvía corriendo a casa. Todo solo. Bajé 7 kilos y me ficharon.
25 Las vueltas del destino, ¿no? Porque tu tío era ídolo en Vélez, se rompió los ligamentos, se operó cuatro veces y se retiró a los 27 años. Es verdad, son historias casi iguales, yo también me rompí los ligamentos, me operé cuatro veces y colgué a los 30. Habló seguido con Julio. Tuvo un accidente cerebrovascular hace dos años, pero se repuso y hoy dirige en Ecuador.
26 ¿De chico eras de River por herencia paterna? No, porque mi viejo era cero futbolero, mi mamá era más futbolera. Iba seguido a la cancha con mis amigos, de local y visitante. Mis ídolo era Funes y por eso seguramente tuve un estilo similar al suyo, en la forma de jugar, en cómo llevaba el pelo y en mi cuerpo. Juan era un espejo para mí y un poco lo copiaba, pensaba: “Yo me los llevo a todos por delante como él”. No lo pude conocer por poquito, cuando llegué a Vélez, él justo se había ido. Pero hay una historia increíble detrás...
27 Contala. Empecé a entrenarme con la primera de Vélez pero me seguía bañando en el vestuario de la Cuarta, hasta que un día apareció Ruggeri. “Nene, ¿a vos no te dijo el Bambino que te cambiás con nosotros?”, me apuró y me llevó de los pelos, todo enjabonado, al vestuario de ellos. “De ahora en más vas a usar este ropero, ¿sabés quién se cambiaba acá?”, me preguntó. “Juan Gilberto Funes”, completó. Me quería morir. A partir de entonces me empezó a llamar Juancito o Funecito. Y nunca más cambié mi lugar en el vestuario hasta mi retiro. Más de una vez me quisieron mover, pero me planté.
28 ¿Cómo apareciste como DT de Godoy Cruz? El club tiene una filosofía de reclutar gente con proyección, así les dieron chances a Llop, Troglio, al Checho Batista, todos debutantes o casi. Me venían siguiendo de las Inferiores de Vélez y al enfrentarme un par de veces con la Reserva de Godoy Cruz, Daniel Oldrá vio cómo jugaban mis equipos y me dio un espaldarazo enorme, habló muy bien de mí.
29 ¿Tomaste las Inferiores como un paso hacia la Primera? Mi sueño fue siempre trabajar en las Inferiores de Vélez unos años, aprender, ganar experiencia, pasar a Reserva y después a la Primera de Vélez. Pudo haber sido después de La Volpe y de Tocalli, pero no se dio porque no estaba preparado en un momento y porque el club era un volcán y no querían quemarme, en otro.
30 ¿Con 6 años de Inferiores te sentís más “armado” como DT? Sin duda, pasos lentos pero firmes. Las Inferiores te sirven porque podés hacer y deshacer la presión de la Primera, hasta ahora no vi que echaran a un técnico por salir último en la Sexta. Te vas a equivocar mil veces y esa tranquilidad de trabajar un año te prepara de otra manera.
31 También te sirve para evaluarte a vos mismo. Claro, sobre todo en algún conflicto o racha negativa. Igual, nunca los traté como chicos sino como profesionales, porque lo único que les faltaba a esos chicos era cobrar un contrato.
32 ¿Rechazaste propuestas en estos años? Varias del Nacional B. En algún caso estuve por ir, y en otros decliné yo, sobre todo si el objetivo sólo era salvarse de algo, porque yo quiero más, voy para adelante como loco. Ahora, me sentía más preparado y con ganas de pegar el salto.
33 ¿Ya no existen los viejos maestros que sólo aspiran a formar chicos? El que es docente y maestro, en algún momento de su juventud, como que peca y quiere estar arriba. Entre los técnicos más grandes, de mayor edad, sí pueden existir todavía.
34 A vos, entonces, te parece mal que un técnico arranque en Primera sin experiencia. Creo que si hacés las Inferiores como técnico tenés menos margen de error. Yo me equivoqué mil veces; hoy hay cosas que las manejo mejor porque las hice con los chicos y sé que salen.
35 Por ejemplo. En Godoy Cruz juego con enganche, abrimos bien la cancha y llegamos por afuera porque me dio resultados. Con los chicos hacía prácticas de 7 contra 7, abríamos la cancha, tiraban el centro y todos iban a buscar el gol. Si lo metían de aire, valía doble y de piso, uno, para que se motivaran y pisaran el área con decisión.
36 ¿Qué importa más en Inferiores: ser campeón o sacar jugadores? Sacar jugadores, sin duda. Mi prioridad era que el jugador llegara completo y me sentía reconfortado cuando debutaba en Primera, ver reflejado en ellos lo que uno trabajó es increíble. Yo fui dos veces subcampeón con las categorías 89 y 90. ¿Sabés por qué? Porque al técnico que iba a recibir mi categoría le tenía que mostrar todos los jugadores para que después decidiera y faltando 5 fechas perdí partidos por sacar titulares y poner a otros chicos para mostrarlos. No me importó.
37 ¿Vélez es una excepción en ese sentido? Seguro. Como pasa en Estudiantes, Lanús, y algún otro; en la mayoría hay que ganar y salir campeón pero después van a buscar un 3 o un arquero y no hay. La culpa entonces es de los técnicos y de los coordinadores.
38 ¿Los chicos no se ponen mal si no ganan? Sí, pero no dejan de ser chicos, y están en pleno aprendizaje, uno como técnico les tiene que hablar. El fútbol juvenil es una muestra potenciada de la sociedad argentina: un chico que a veces no comió, otro que viene de una familia con padres golpeadores o borrachos, con hermanos drogadictos o chorros, la hermana que se separó y está de joda, o el chico que tiene una novia que le pide salir todo el tiempo y después llega mal, los amigos, la mala yunta, un verdadero quilombo. Decí que en Vélez están contenidos, con psicólogo, nutricionista, viáticos...
39 ¿Cuál es el principal problema en Inferiores? Los padres, los representantes y los coordinadores. El coordinador, porque les pide ganar; el representante, porque le llena la cabeza con que es el mejor y tiene que pasar al compañero, y la familia porque le mete la presión de que los tiene que salvar a todos. Yo hablaba mucho con los chicos, por suerte se me dio tener muy buena llegada con el jugador. Eso es importante.
40 ¿Qué es lo que más te llamó la atención de ese mundo? La locura de todos: hay que ganar el partido, lastimar el rival, pisarle la cabeza. Casi todos los clubes tienen gente que trabaja para eso. Ustedes no se dan cuenta pero si se meten un par de años en el fútbol juvenil lo van a ver. La mayoría de los clubes son así: con dirigentes, técnicos y padres que hacen todo mal, que vuelven locos a los chicos. Se olvidan que están en formación.
41 ¿Es muy distinto dirigir a chicos que a profesionales? Sí: a los profesionales tenés que exigirles al máximo; los chicos están para formarse.
42 ¿Cuál es la clave para tener buenas Inferiores? Infraestructura, y aquí va desde las canchas hasta los viáticos que se les da a los chicos, la pensión, los psicólogos y nutricionistas. Y entrenadores idóneos como entrenadores para potenciar el talento y que el día de mañana puedan vivir de esto.
43 ¿Cómo fue tu primera charla como DT de Primera? Tragué saliva como loco y les dije que había aceptado la propuesta por el plantel que había, que por ellos me tiré a la pileta. Que podía cometer errores, y que me ayudaran, que me acerquen las inquietudes, que estaba para aprender y crecer con ellos y que apostaba a pelear el campeonato. Alguno me miró medio raro.
44 ¿De verdad pediste un premio por ser campeón? Antes de empezar hablamos con los dirigentes: con 24 puntos te salvás del descenso directo y tanta plata, con 27-30 te salvás de todo y equis plata y después me quería dar un premio por 34 puntos, entonces le dije al presidente: “Si hacemos 34 estamos peleando el campeonato, paganos por salir primeros o segundos”. Y eso arreglamos.
45 ¿Cómo armaste tu equipo de trabajo? Con el profe Alejandro Rafael trabajo hace varios años. Es el hijo de Eduardo Rafael, un reconocido periodista que trabajó en El Gráfico y que siempre me acerca notas y material periodístico para colaborar en mi formación. Alejandro es un fenómeno, es de la escuela de Santella y lo expresa no sólo en lo físico, sino también en lo psicológico, en la gestación del grupo. Como ayudante está el Pacha Cardozo, aunque también quería a Sotomayor y a Almandoz, pero no se pudo.
46 ¿No dudaste al irte y perder el paraguas protector de Vélez? Me la jugué al irme y por agarrar un equipo en promoción a dos puntos del descenso. Me tiré a la pileta porque había buen plantel. Y joven. Distinto sería que hubiera jugadores grandes que te pueden complicar si entrás flojo.
47 ¿Pediste consejos? Hablé con mi familia, con mi representante Daniel Comba. Y en Mar del Plata me junté dos veces con Bianchi. Me dijo que empezaba una carrera muy linda, y me recomendó una sola cosa seria, fuerte: “Respetá siempre al jugador”
48 ¿Qué es respetar al jugador? Decirle siempre la verdad. El jugador capta enseguida si lo respetás, si priorizás a alguien o no. El técnico debe bajarle los humos al egoísta. Y después debe convencer con el trabajo: qué hacés, cómo se lo explicás, si en la cancha sale, si el día del partido, sale. Es fundamental cómo el técnico le llega al jugador. Si lo entiende y ve los resultados, el jugador se juega la vida por el técnico.
49 Cuando asumiste, Bianchi declaró que eras un chico muy sano. ¿A qué se refería? Quizás a que nunca me metí con nada raro. Como jugador fui muy generoso, tal vez debí haber sido más egoísta para meter goles y que me vendieran, pero no reniego, ojo, porque la generosidad es una de mis mejores virtudes y lo que más me valoran muchos.
50 ¿Les contás tus vivencias a los jugadores? Nunca les puse la chapa de campeón del mundo, al jugador no le gusta. Una vez, después de ganarle a Banfield, les dije que los veía ganadores y mentalizados como el Vélez de los 90, una sola vez. Un equipo que entraba a la cancha sabiendo que lo peor que le podía pasar era empatar.
51 ¿Cómo te definirías como técnico? Soy valiente, pensante, ofensivo, me gusta atacar, soy confiable, respetuoso, honesto, serio. Bah, eso creo...
52 ¿Látigo o franela con el jugador? Al jugador le tenés que mostrar los dientes y darle una palmadita, no hay que ser duro ni flexible, el medio justo, te doy la soga pero te la tiro cuando quiero. Ningún extremo es bueno: si sos muy flexible te pasan por arriba, y si te hacés el fuerte o el soberbio tenés una distancia atroz con el plantel y nunca le llegás.
53 ¿Qué hace un conductor cuando dos compañeros se agarran a piñas? Habla con cada uno, después con el grupo y resalta que la figura es el equipo y si es muy grave, intenta averiguar a qué se debió. Pasa seguido.
54 ¿Cuánto de fútbol y cuánto de grupos debe saber un DT? Porcentajes. Para mí es 60 como conductor y 40 de fútbol.
55 ¿Te considerás un técnico motivador? Para mí está la motivación del trabajo y la motivación de la sanata. La sanata es cuando un tipo es un tronco y le quieren hacer creer que es Maradona. Para el jugador es muy duro eso. Y se da cuenta enseguida. La motivación del trabajo es cuando exigís en la semana y en la cancha sale lo que vos hiciste. Sanata es decir “Fuimos a buscar el partido” y no pasaste la mitad de la cancha.
56 El mejor técnico que tuviste. Bianchi, Bielsa, el Maestro Tabárez y Julito (Falcioni) me dejaron cosas; Piazza, Manera, muchos.
57 ¿Es casualidad que tantos jugadores de aquel Vélez histórico hoy sean técnicos? Somos muchos, eh: Pacha, el Turu, Cabeza de Toro Pompei, Borrita Compagnucci, Basualdo, Trotta, Pellegrino, Méndez, el Coio, Camps, el Negro Gómez. Eso habla muy bien de la capacidad de aquel grupo que ganó todo. A pesar de ser muy jóvenes había mucha inteligencia, éramos maduros para la edad. Influyeron los técnicos que tuvimos en la Primera y también los que nos formaron en Inferiores. Y también el club, que después de retirados nos dio cabida a muchos para que empezáramos como entrenadores.
58 ¿Quién es el mejor discípulo de Bianchi: vos o Cagna? Diego me saca varios años de ventaja. Pienso que hay personas que te marcan, y uno trata de copiar lo bueno, aunque no va a ser igual, porque termina pasando por tu impronta. Ischia estuvo 10 años con Bianchi pero es distinto. Trato de ser similar a Carlos en el manejo.
59 ¿Por qué le pusiste Yamil a tu primer hijo? Porque es un nombre turco, porque nos gustó con la Tana y porque buscamos el significado, “hombre feliz, generoso” y nos encantó. De segundo, le pusimos Rodrigo, porque los dos somos fanas del Potro. Después vino Lucila. Los dos son hinchas de Godoy Cruz, claro. Y de River, como segundo, aunque yo siempre hice fuerza por Vélez.
60 ¿Qué te dijo Bianchi apenas agarró Vélez como DT? Arranqué como suplente en la pretemporada, después empecé a meter goles, pasé a los titulares y sé que comentó entre allegados: “Este gordo de 100 kilos se va a llevar a todos puestos”.
61 ¿Te retaba mucho? Bastante. La peor fue en un Vélez-San Lorenzo del 93, ganábamos 1-0, y me echaron con Zandoná al final, por calentón: me dio una piña y se la devolví con una patada delante de Castrilli. Salí y volví a entrar a la cancha, mientras Bianchi recaliente dejó el partido y me fue a buscar al vestuario para pelearme. Ibamos primeros con River y con mi expulsión Vélez perdía mucho. No me encontró. Un rato después, delante de mis compañeros me cagó a pedos: “¡Vos no pensás, esto te va a servir de ejemplo!”. Agaché la cabeza y pedí perdón.
62 ¿Y cómo fue el encuentro con Zandoná unos meses después, cuando pasó a Vélez? Bianchi lo presentó y fue recorriendo el vestuario con él. Cuando llegó a mi lugar, el Pelado dijo: “Omar Asad, ¿lo conoce?”. Y todos mis compañeros detrás de él, haciendo muecas y gritando: “Dale, gordo, ¿por qué no le decís ahora que coma pasto como un caballo?”.
63 ¿Lo del celular de Bianchi tiene sustento o es una chicana de quienes no lo quieren? En realidad es una chicana pero tampoco vamos a negar su suerte. Es necesaria la suerte, eh, mirá que en este torneo nosotros sufrimos ocho tiros en los palos y no entró ninguna. Bianchi es un técnico impresionante pero... la sensación es que igual el Barba lo ayuda.
64 ¿Por qué jugaste sólo dos partidos en la Selección? Passarella me puso cuando no era mi mejor momento. Fue un manejo especial, porque estaba la competencia Passarella-Bianchi y Grondona-Bianchi y a los de Vélez nos llamaba cuándo éramos un desastre. Se confirmó con la muy mala actitud de dejar fuera del Mundial 98 a Bassedas, que fue capitán y campeón en el Preolímpico y que se comió todo el ciclo. Se la mandaron a guardar y llamaron a Balbo sobre la hora.
65 El día más feliz y el más triste en el fútbol. El más feliz fue mi debut. Yo venía de entrenarme con Manera: él hacía una práctica, juntaba 21, mandaba a buscar un pibe abajo y a mí me dejaba afuera. Yo me sentía humillado, pero así y todo nunca me pudieron voltear. Cuando se fue, debuté como titular por primera vez, le metí el gol a San Lorenzo y ganamos 1-0. ¿Sabés lo que era para mí, con 20 años, venir de jugar por plata en los potreros de Ciudad Evita y de repente ver mi nombre en los diarios? Ese fue mi día más feliz. Y el más triste, cuando tuve la recaída de la primera lesión.
66 ¿Cuál fue tu peso máximo? El de ahora: 120, 122. Como jugador llegué a 101, pero no podía jugar. Contra el Milan jugué con 93.
67 ¿Nunca te acomplejó? No, siempre me dijeron gordo y tuve feeling con las otras hinchadas. Una vez los de Independiente empezaron a gritar “¡Borombombón, el delantero es un lechón!”, les metí el gol, les hice el gesto de que no era gordo y me terminaron aplaudiendo.
68 ¿Quién comía más: vos o el Turu Flores? El Turu, pero yo tenía la desventaja de no haber hecho Inferiores, entonces no tenía el cuerpo bien cuidado, estilizado, y apenas morfaba me iba para arriba como loco. En el 2000, con el Turu nos fuimos a un spa, en Tandil, para adelgazar. Bajamos 3 kilos en 4 días... después los recuperamos en una semana.
69 ¿No se asustaron cuando el San Pablo les metió el 1-0 en la final de la Libertadores? Nos cagamos cuando lo echaron al Pacha y faltaban 30 minutos. Bianchi sacó al Turu y yo tuve que correr a todos de un lado para otro: era una guerra de piñas, codazos, pisotones. Los brasileños se desquitaron después. Nos hicieron ir al aeropuerto a las 10 de la mañana y el avión recién salió a las 7 de la tarde. Hijos de puta, les pateábamos la puerta. Ese día me tiré a dormir en el piso abrazado a la Copa, porque la Copa me la agencié yo desde que la ganamos hasta que pisamos el club.
70 ¿Pudiste dormir antes del Vélez-Milan? En la noche previa me levanté a las 4 de la mañana. Me asomé al pasillo y estaban todos con los ojos bien abiertos. Todos. No era por el cambio de horario, ¡era por el cagazo terrible que teníamos! Nos pusimos a tomar mate con el papá de Bianchi, Don Amor, que nos contaba anécdotas de la calle, porque era canillita.
71 ¿Es cierto que Bianchi amenazó con no ponerte? El tema es que allá no comíamos bien: los fideos los hacían diferente, la carne era medio “durazno”, viste, entonces con el Turu le dábamos al pan con manteca para saciar el hambre. Un día me vio Bianchi comiendo el pan y le pidió al profe que me pesara. La balanza cantó “94,500”. Entonces le dijo en voz alta a Santella, para que yo escuchara: “Si este jugador no pesa 93 el día del partido, no juega”. El miércoles 1° de diciembre, día del partido, a las 9 de la mañana golpean la puerta. Abro y estaba Bianchi con la balanza en la mano y Santella atrás. Yo... en calzones.
72 Igual te iba a poner. No sé, no sé, duro, Pelado duro, Pelado duro. Fuimos al baño y di... 92 y medio. Lo maté al Pelado. Santella estaba atrás y festejaba. “Todavía no festeje que falta el desayuno y el almuerzo”, me dijo. Al final me hice un pique de 20 metros con 93 kilos, un rayo, se la toqué a un costado, di media vuelta, metí el gol y le regalé a Bianchi la alegría más grande de su vida.
73 ¿Cómo los motivó? Buscó un efecto rebote de lo malo a lo bueno. Primero nos mostró un video de la final de la Champions: el Milan había ganado 4-0 al Barcelona de Cruyff con baile. Pensamos: “Nos van a pintar la cara”. A los dos días, nos mostró unos partidos del torneo italiano de ese momento, todas derrotas del Milan. “La realidad es esta”, nos dijo. Y nos recalcó que éramos un grupo humilde y que disfrutáramos de la final porque sería muy difícil volver a vivirla. Tenía razón: sólo volvieron él, Ischia, Santella y Basualdo.
74 ¿Qué sentiste al entrar a la cancha? Salimos juntos y empezamos a putear a los tanos. “Les vamos a cortar las patas, los vamos a matar, hijos de puta...”. De todo les dijimos. Albertini, que había jugado en España y entendía, nos decía: “¿Qué les pasa? No nos insulten”. “Salí de acá, te vamos a matar”, le respondimos.
75 ¿Y a vos, Bianchi te pidió algo en especial? Tres meses antes de viajar, mis compañeros me chicaneaban: “Gordo cagón, que te hacés el guapo en Ciudad Evita, ¿a ver si te animás a hacerles lo mismo a los tanos, eh?”. Bianchi, cómplice, me metía fichas: “¿Pero vos te la bancás, Omar, o no te la bancás?”. Y cuando estábamos por entrar, me dijo: “A la primera que tengas, pechalo a Baresi, demostrale que tenés personalidad”. A los 7 minutos, dejé salir una pelota, Baresi me puso el cuerpo y lo tiré a la mierda con el pecho. Quedó despatarrado en los carteles y me vino a comer. Miré al banco y lo vi a Bianchi aplaudiendo y atrás a Santella revoleando la bufanda y gritando: “¡Ese es mi pollo, carajo!”. A los 12 del segundo tiempo se la mandé a guardar.
76 Cuando volviste a Japón para jugar la Recopa, ¿te reconocían? Ibamos por la peatonal y aparecieron de golpe unos colegiales. Nos vieron y empezaron: “¡Chilaverto, Chilaverto!; ¡Asado, Asado!, ¡Toyota Cup, Milan-Vélez!”. Las carcajadas... Te imaginás a mis compañeros, ¿no? “Sí, asado, se come todos los asados, y también los chorizos, las morcillas, los chinchulines”.
77 ¿Sentís que gracias a lo que hicieron en tu época, Vélez pasó de ser un equipo de barrio a uno de alcance nacional? Vélez tenía un promedio de concurrencia de local de entre 5 mil y 7 mil personas por partido; hoy te mete 15 mil por lo menos. Sí, creo que favorecimos mucho el crecimiento del club y el sentimiento de la gente.
78 ¿Cuántas ofertas hubo por vos después del gol a Milan? Muchas: de Italia, de España, el Palmeiras, Boca, River, Independiente, Racing, pero Vélez no me quiso largar. Afuera, porque era poca plata; y dentro del país para no potenciar a los rivales.
79 ¿Te pusiste la camiseta de Boca en El Gráfico para presionar? Ahí me hicieron una mala jugada ustedes, porque me prometieron que la foto salía sólo si se concretaba el pase y la mandaron igual. Obviamente yo quería ir a Boca, era un progreso para mí, Vélez recibía mucho dinero y encima conservaba el 50% pero no se dio y en el club casi me matan. Gámez me dijo de todo, Chila me llamaba “gordo traidor”, Bianchi se agarraba la cabeza: “Omar, no te puedo creer”. Mitad en serio, mitad en broma, mis compañeros me boludeaban y me hacían sentir ese error.
80 ¿Era un grupo bravo ese de Vélez, no? Ese vestuario era terrible, todos ganadores. El día que Chila metió su primer gol de tiro libre, a Español, Trotta entró recaliente al vestuario, pero el técnico también iba al frente, eh. “¿Qué pasa, Roberto? Mire que acá el que manda soy yo, eh”, le dijo. Y se le plantó. Había mucho temperamento, mucho huevo, por eso es más meritorio todavía lo del Pelado, había que manejar a esos leones, hay que tener una autoridad fuerte para saber imponer los límites; si el jugador no ve eso, te pasa por arriba.
81 Vos te lesionaste, te perdiste un pase millonario y no pudiste volver bien. ¿Sentís que tu caso se tomó como un emblema? Sí, sentó un precedente. Desde ahí quedó el mensaje, ante una oferta: “Ojo, que le puede pasar lo de Asad”. Vélez perdió mucha plata y yo también. Igual, Vélez se portó muy bien conmigo y me mantuvo el contrato hasta el 2001, como si jugara. Ahí, el club me dejó en claro dos cosas: que me tienen un aprecio especial y también la institución que es. No sé si a otro jugador le hubieran hecho lo mismo. Y tampoco sé si en otro club hubieran hecho lo mismo con un jugador propio.
82 ¿A Oscar Ferro, el arquero que te lesionó, lo volviste a ver? Una vez, cuando volví, en un Ferro-Vélez en cancha de ellos, los dos fuimos al banco y no fue capaz de pararme y pedirme disculpas
83 ¿Por qué creés que no lo hizo? Porque debe estar sucio. Llamó por teléfono a casa al día siguiente de la lesión, yo no estaba, mi señora le dijo que llamara a la noche porque me iba a hacer muy bien y no lo hizo.
84 ¿Hubo algún error en ese calvario de cinco años? Yo no me mandé ninguna cagada; es más, siempre superé los tiempos que me pedían: en vez de tocar una pelota en 7 meses, lo hacía en 10. Qué sé yo, ya no sirve hablar del tema, la cuestión es que no salí bien de la primera operación porque se me aflojó el ligamento que me pusieron. Yo confiaba plenamente en el cirujano del club, después perdí esa confianza, y por eso la tercera y cuarta operación me las hice con William Clancy, un capo de Estados Unidos. Ya está, es un tema superado.
85 ¿Esos cinco años de operaciones y lucha te cambiaron tu espíritu alegre? Puede ser, perdí un poco esa alegría. Sé que soy un tipo positivo, valiente, encarador, que voy adelante como un toro, pero en algún momento algo me falló, en el sentido de la expectativa que tenía para mi vida, porque la lesión me sorprendió, me agarró desprevenido, y esa sorpresa me aplacó.
86 ¿Te costó mucho el retiro? Se sufre, sí, el jugador no está preparado para que le digan “No va más”. Me allanó el camino hacer el curso de técnico, volqué muchas expectativa ahí, mientras intentaba recuperarme. En esos cinco años de lucha usé dos para hacer el curso, y aunque lloré muchas noches y pensaba “¿por qué a mí?”, podía descargar corriendo, yendo al gimnasio, nadando y haciendo el curso.
87 En 2007 declaraste que todavía no te habías retirado. ¿Era un chiste, no? Lo dije porque no hubo un partido despedida, pero sí, ya estoy retirado, al poquito de agarrar la Sexta en 2003, me gustó tanto el trabajo que dije: “No vuelvo más”.
88 ¿Te duele la rodilla cuando jugás en los picados? No, siempre que no juegue mucho.
89 ¿Por qué Maradona te adoptó como amigo y siempre habló de vos con mucho cariño? No sé, quizás porque se vio identificado con mis orígenes. En la luneta de mi camioneta yo tenía la firma gigante de Diego y dos caras suyas. El día que me invitó a la presentación de su libro, me puso quinto para subir a recibirlo.“El Turco era un jugador para Boca pero no lo dejaron venir y le cortaron la carrera”, dijo y empecé a transpirar. Subí y me temblaban las patas.
90 Vas por una ruta solitaria y está La Volpe haciendo dedo. Y... se me puede cortar la dirección, el freno (risas). Ya está, fue una pelea despareja porque tenía siempre micrófono.
91 ¿Qué pasó realmente? El declaró que no servía ninguno de los juveniles, que el club no sacaba chicos. No sé si habló así para hacer negociados con algún jugador que traía o qué. Es fácil, viste: sentencio a los pibes de abajo y traigo, total soy el que manda. Yo defendía a los chicos del club porque había capacidad, sólo tenían que esperarlos, de hecho muchos fueron campeones después con Gareca. Yo estaba recaliente, pero los dirigentes me frenaron y pactaron una tregua: él no hablaba más de las Inferiores y nosotros no hablábamos más de la Primera.
92 ¿Nunca lo encaraste? Fui a buscarlo y me paró el vicepresidente Jiménez. Yo le dije: “Le voy a ir a pedir explicaciones bien, pero si me falta el respeto le bajo los dientes ahí mismo”. Me importaba tres carajos. ¿Qué podía saber La Volpe de las Inferiores de Vélez si ni siquiera sabía cuántas canchas había en la Villa Olímipica? El tema es que quiso escudarse en nuestro trabajo para tapar lo malo que estaba haciendo él. Y encima, hubo gente tan necia que le creyó.
93 Siempre fuiste considerado un buen tipo en el ambiente, ¿nunca te agarraste a piñas con un compañero? He tenido discusiones, pero nada demasiado grave.
94 ¿Cómo se entiende el papelón con Caruso? Me tiró un pelotazo, le dije que se callara, que se metiera en la cucha, y empezó a decirme barbaridades, entonces yo también me saqué y le respondí. No me gustó nada verme así, estoy arrepentido y por eso al día siguiente le pedí disculpas a la gente del fútbol porque sé que estuve mal. Y ahí mismo di por terminado el asunto.
95 ¿Te arrepentís de algo en tu carrera? Si pudiera ir para atrás, obvio, no haría el gol que me provocó la lesión, pero no tengo cosas para reprocharme: siempre fui para adelante, fui un tipo encarador en el fútbol y en la vida.
96 ¿No te dio bronca que el Turu fuera como ayudante de Gareca; y vos, no? Mi idea siempre fue ir de técnico, no quería ir de ayudante. Tenía una leve esperanza de que me eligieran como DT, porque había rumores, pero por supuesto respeté la decisión y trabajé para ponerles a disposición los jugadores desde la Reserva. Si el Turu decidió ir con Gareca, bienvenido sea, y mantenemos la amistad; sé que en algún momento me va a tocar ser el técnico de Vélez.
97 ¿Cuántas bodegas ya visitaste en Mendoza? Una sola, pero ojo que me quedan varios meses de contrato, ¡que se prepare el resto! El Pacha sí le da. Le dicen “indio malo”... porque se rinde ante el blanco. Bah, también se rinde ante el tinto, ante el rosado, ante todos.
98 ¿Hay mucha envida en el fútbol? Puffffff, es tremendo, y en todos los niveles. Hay maldad y envidia. Si yo soy 9 y no estoy jugando pero soy amigo del 6, le digo: “Metele un planchazo al 9 así lo lesionás y juego yo”. ¡Sabés cómo existe eso! Hay muchos mala leche, deslealtad pura, pero así como aparecen, el fútbol se encarga de eliminarlos. Como en la papelera de reciclaje de las computadoras.
99 Fillol decía:“Discreción es mi nombre y Cautela, mi apellido”. ¿Qué diría tu DNI? A ver... Perseverancia mi nombre, sí, porque pasé por 18 clubes para enganchar en Vélez, porque me banqué todas las humillaciones y porque luché cinco años contra las lesiones y nunca bajé los brazos. Y de apellido... Valentía, sí, porque voy al frente como loco.
100 Me quedó una duda: ¿qué hiciste con el auto que ganaste como mejor jugador de la final con el Milan? Hicimos una rifa en la cena anual, sacamos el doble del valor y nos repartimos la plata entre todos. Fue una idea de Bianchi, y lo dejó en claro antes de viajar, para que no hubiera egoísmos. Cuando me trajeron la Toyota de Japón, me quería morir. La puse al lado de mi Fiat 147 blanco y lloraba.